sábado, diciembre 15, 2007

L'Ortografía del extremeño ya está ena redi!

Acabihamus de subil la Ortografía del extremeño a la redi. Pueis descargálvula dendi la páhina sobri la Ortografía e la Güiquipeya, ena seción "Obra íntigra en PDF" u bien dendi la páhina Estremaweb, nel apartihu "Descargas". Asperu que seya tola comuniá qu'escrebi en estremeñu una obra consurta i de utiliá.




Los Simpsons en estremeñu

Velequí una ecena los Simpsons dobrá al estremeñu. Asperu que se sigan hiziendu dobrahis desti heitu. Noragüena, Pelinu!

lunes, diciembre 03, 2007

Ortugrafia de "arrebuhal"

Labutandu nel izionáriu, envestigandu sobri la etimulohia e guruyu atopé que tantu esa parabra cumu lo que sempri amus escrebiu cumu arrebuhal tinin una mesma raís astulionesa: boruyu. Los asturianus escrebin asina boruyu u buruyu i el su equivalenti castellanu es borujo. Osélvisi cúmu la parabra guruyu conselva la -y- astulionesa palatal, mentris que arrebuhal prehenta una -h-.

Pos bien, envestigandu alcuentré que la parabra astulionesa boruyu procei dun posibri étimu que se recostrui cumu *voluculum. Esi mesmu étimu tini la raís *vol- qu’atopamus en verbus cumu volvĕre “gorvel”. Nu hazi farta izil qu’arrebuhal senifica prehisaenti “en-gorvel”. Densiguia atopé un espricaeru pala varianti arrebluhal qu’angunus lésicus mos muestran cuya l paicia escura. En atopandu senificaus tan autaus entri arrebuhal i enguruyal i qu’en asturianu dangañu boruyu posei la mesma senificáncia de “mestura”, vidi que dambas las dos parabras án tiniu un pasau común peru con destinta volución. Daí que arrebluhal abemus d’espricala pun supuestu *arreburuyal > *arrebruyal > *arrebluyal i pol enfluhu castellanu arreb(l)uhal con h i nu con y cumu apaici en goruyu.

Peru la custión hundamental es la siguienti: si escrebemus pol traición astulionesa i castellana arrebuhal con b, peru pol esi mesmu motivu s’á escureciu la raís de *vol- “gorvel”, nu sedria lo lóhicu escrebil arrevuhal? Lo mesmu que ena ortugrafia palru de respetal las grafias orihinárias pa voa “boda”, avogau “abogado” u vandul “barriga” pol vel asín mehol dóndi rescrecin esas parabras —voa tini la mesma raís que votu, avogau que vozi i vandul que ventrículu—, creu comenienti hazel lo própiu pa arrevuhal. Nu puemus hazel lo mesmu con goruyu, pus aquí está craru que el son labial s’á güertu gutural de la mesma horma que ena parabra gorvel: voruyu > goruyu, vorvel > gorvel. Asinque vos arrecomiendu escrebil arrevuhal con v i nu con b en favol la etimulohia, tuviendu en menti que arre-vuh-al i en-gorv-el son la mesma parabra peru con destintas volucionis.

sábado, noviembre 24, 2007

MENCIÓN ESPECIAL NEL CONCULSU "PREMIO ATAECINA"

"Ismael Carmona García, mención especial del jurado Premio Ataecina 2007 ." Los puemas aprehentaus están embahu el entitulu e Kyklos.

1u.
Desnudo de disfraces de Felisa Paz de Sabadell (Barcelona).
2u.
Lacería de Francisco Rangel de Montihu (Badahó).
3u.
Madrigal de besos impuros de Elka Acosta de Santiago de los Caballeros (Repúbrica Dominicana).

Noragüena a los finalistas!

(Achuchai enos atihus pa leyel los puemas.)

viernes, noviembre 23, 2007

ATUALIZACIÓN ARTÍCULU "EL ESTREMEÑU" LA GÜIQUIPEYA

Acabihu d'atualizal el artículu la Güiquipeya sobri el estremeñu. É criau una nueva seción sobri fonética, ondi palru las vocalis, los ditongus i los tritongus el estremeñu i nel apartihu los "sonis consonánticus" é dau un esboçu sobri l'aspiración (orihin, prencipalis alufonus i moificacionis fonéticas que prouci).

Ansimesmu, nel apartihu sobri las caraiterísticas sintáticas é endirgau las prencipalis sobri la sintasi el estremeñu. Angunas desas caraiterísticas son frutu la fonusintasi i esprimentan risurtaus ena semántica, peru el su valol relativu ependi la sintasi hundamentalmenti.

Asi a pocu a pocu voi arrellenandu el artículu i de pasu vais hechandu una guipaina a los temas mas emportantis la Gramática del extremeño.

sábado, noviembre 17, 2007

Artículu el "estremeñu" ena Güiquipeya

Hazi tiempu que nu espubricu ná nuevu sobri gramática, peru es qu'el envestigaeru va a sel enteosu esti añu pol mé las desihéncias la carrera, asinque lo pocu que haga vos lo idré pusiendu paquí.

Polo plontu podís vel un esboçu e prencípius gramaticalis el estremeñu nel artículu qu'andu compusiendu pa la Güiquipeya. Vidi qu'arguin escrebió las devisionis el estremeñu i la estória peru nu s'almienta ná sobri la gramática, asinque idré a pocu a pocu espusiendu las prencipalis caraiterísticas el estremeñu nesi artículu. Quinquiá velu, qu'achuchi aquina.

viernes, octubre 26, 2007

ESTREMEÑU: LA IDIOMA ATARUGÁ

A partil la semana prósima s'espetará ena aulas i pasillus la Facurtá Filusofia i Letras de Caçris el siguienti testu bilíngüi. Tó seya pol muestral a los filulogus i estuyantis a filulogus la desisténcia el estremeñu. Cuentu con que duri pocu, peru en leyéndulu la henti, argu s'abrá hechu. Veloilu:
"El estremeñu es el lionés d’Estremaura, endigual qu’el asturianu lo es d’Astúrias. Sin embalgu, sempri á bistu ciertus regañus nel su afilmaeru.

A la escontra, naidi á tiniu pobremas en izil qu’el estremeñu es castellano mal hablado cuandu quirian izil estremeñu mal palrau.

En efeutu, ain quien palran estremeñu, quien palran castellanu estremeñizau i, hueraparti, los que hazin el redículu precurandu palral castellanu almientádulu cumu estremeñu. Asinque, las hazionis emperialistas el palraeru castellanu án condenau, nu sin razón, el mal palraeru que desisti en Estremaura el castellanu. Peru, dendi drentu d’Estremaura, otra parti —menus hazión i menus emperialista, ofiaenti—, con un atestigaeru seculal i un usiu inenterrumpiu de patrás, adenúncia el mal palraeru que desisti de meyaus el sigru pasau hata angañu el estremeñu.

Los primerus, los emperialistas, acusan a los estremeñus del usiu sistemáticu e vocalis afechás postónicas i d’aspiral consonantis peru nu del gastaeru el enfenitivu presonal, del posesivu tónicu, d’apreciativus de graación en alvérbius i conhuncionis u de tenel, cumu los antígus latinus, parabras cumu megu, tegu, segu, vidi, didi, imus u abemus.

Los segunderus, los estremeñufalantis, vreaus pun continu guarreu foriatu qu’á abangau la su memória i el resuelgu con que la prenunciaban, anésicus tós, án orviau que palraban estremeñu.

Angunus Funes qu’enhamás orvian pol muchu que la rialiá chambi i s’eschanguin los usius, arreconcunaus pol braçus estremeñus, án alevantau la cabeça i án gañitau: «Hata aquina amus chegau!». Endispués de bel comparau el cántabru i el asturianu dangañu con el estremeñu atopandu milenta d’afiniais, dispués d’albondus estuyus lingüísticus, dispués la reconocéncia la desisténcia el estremeñu pola comuniá entrinacional, dispués de mas dun sigru literatura nesta palra, aluspués de belsi escrebiu la primel ortugrafia nolmativa, endispuesinu e toas esas cosas, ain quien, porfionis, entavia niegan la desisténcia estremeñu.

Hollándulu i esvreándulu con odiosas i ensustancialis comparáncias, los emperialistas afilmarán anti lo ófiu, nu que estu es castellanu (!), argu que s’aprécia ena primel visual, sinu qu’es un enventu, una fabulación. Una luenga palrá en Estremaura dendi l’Arreconquista pol millaris de presonas risurta sel una envención i, craro, pol esu es mestel atarugala pol mé el avehinaeru i el corrihieru. Qué ergumentu mas probi!

Esa á siu l’ación el pensaeru foriatu sobri la muestra luenga, ara ya mas menuspreciá pol puebru que nunca. Namás mos quea cuental cola henti nueva, colos estremeñus el mañana, paque nu premitan el acelerau espenaeru dun palraeru antigüísimu. Que nu seyan inorantis de luenga ni s’ehin hollal. Ena vuestra manu, ena e los falantis, está el puel dinifical el estremeñu pa esti resulhil. Abemus pocu tiempu: los relocis aguran las sus auhas pal ingrés i pal español i el orihoscu abati se mos á encahau."
...............................................................................................
"El extremeño es el leonés de Extremadura, igual que el asturiano lo es de Asturias. Sin embargo, siempre ha habido cierta aversión para afimarlo.

Contrariamente, nadie ha tenido problemas en decir que el extremeño es castellano mal hablado cuando querían decir «estremeñu mal palrau».

En efecto, hay quienes hablan extremeño, quienes hablan castellano extremeñizado y además los que hacen el ridículo intentado hablar castellano pronunciándolo a la extremeña. De este modo, las facciones imperialistas de los que hablan castellano han condenado, no sin razón, lo mal que se habla castellano en Extremadura. Pero, desde dentro de Extremadura, otra parte —menos facción y menos imperialista, obviamente—, con un testimonio secular y un uso ininterrumpido desde antiguo, denuncia lo mal que se habla extremeño desde mediados del siglo pasado hasta hoy.

Los primeros, los imperialistas, acusan a los extremeño del uso sistemático de vocales cerradas postónicas y de aspirar consonantes, pero no del uso del infinitivo personal, del posesivo tónico, de apreciativos de gradación en adverbios y conjunciones y de tener, como los antiguos latinos, palabras como megu, tegu, segu, vidi, didi, imus o abemus.

Los segundos, los extremeñohablantes, maltratados por una continua calumnia procedente de fuera que ha doblegado su memoria y el aliento con que la pronunciaban, amnésicos, han olvidado que hablaban extremeño.

Algunos Funes que jamás olvidan por mucho que la realidad cambie y se dañen los usos, mecidos por brazos extremeños, han levantado la cabeza y han gritado: «¡Justo hasta aquí hemos llegado!». Después de haber comparado el cántabro y el asturiano modernos con el extremeño encontrando miles de afinidades, después de muchos estudios lingüísticos, después del reconocimiento de la existencia del extremeño por la comunidad internacional, después de más de un siglo de literatura en esta habla, después de haberse escrito la primera ortografía normativa, justo después de todas esas cosas, hay quienes, porfiando, todavía niegan la existencia del extremeño.

Humillándolo y maltratándolo con odiosas e insustanciales comparaciones, los imperialistas afirmarán ante lo obvio, no que esto sea castellano, algo que se aprecia a primera vista, sino que es un invento, una fabulación. Una lengua hablada en Extremadura desde la Reconquista por millares de personas resulta que es una invención y, claro, por eso es necesario bloquearla a través de la vergüenza y la corrección. ¡Qué argumento más pobre!
Esa ha sido la acción del pensamiento de fuera sobre nuestra lengua, ahora ya más menospreciada por el pueblo que nunca. Sólo nos queda contar con la gente joven, con los extremeños del mañana, para que no permitan el acelerado morir de un habla antiquísima. Que no sean ignorantes de lengua ni se dejen pisar. En vuestra mano, en la de los hablantes, está el poder dignificar el extremeño para que éste resurja. Tenemos poco tiempo: los relojes apuntan sus agujas al inglés y al español y el ocaso casi nos ha llegado."

miércoles, octubre 10, 2007

ABATI AFECHU

Risurta indinanti vel el pocu enterés pola luenga estremeña, peru risurta entavia mas indinanti comprebal que tol ehuerçu hechu pol estremeñu nestus úrtimus 4 añus, de que ve la lus, s'asolana, cai i se puiri. El sueñu, que creiba pol neseziá, espena a poquinu a poquinu. Veu ya con mirá cansina i dehastá qu'el huturu duna Filulohia Estremeña cai ca dia mas lehoti. Estuyal, labutal de continu, envestigal: tó esu pahi el hazieru nu pa los própius estremeñus, sinu pa la luenga en sí.
Ain dos bandus d'estremeñus: los que se riyin del estremeñu cumu si huera un chisti u sal a uñas cumu si huesin viu una pantasma i los que án guarreau el estremeñu esmachiliéndulu cumu la luenga la yunta i el arau. Desisti, pol ehrácia u foltuna, un terzel espéci: la de los que cumu yo mos ehorçamus a dia a dia pol dinifical una luenga que de continu alcibi peñuscazus u lo que es piol, el rechazu de los que se cantean i güervin el culu.
Empreal el tiempu nel curtivu i estuyu dargu que pahi tan ensinificanti a los própius falantis, sin esmerecimientus, sin logrus, sin gastaeru es un HUNDIERU: un hundieru pol hundilsi tol tiempu en argu que vos pahi enuti i un hundieru polque es deprimenti sabel que runchal puna luenga que naidi quiri palral abanga, derrenga, acobarda i hundi pol compretu.
Aluspués de bel escrebiu una ortugrafia i el primel libru en neustremeñu tengu la satihación de sel el primeru en hazelu, peru la honda desazón de belu hechu pa ná. Nu desisti argu que mas holli a un paharu que quealsi sin alas, peru si amás de nu volal, ni tan siquiá es escapás de suñil: lo qué le hazi paharu? Es enuti vinilvus con metaforas. Lo tristi es sabel que los únicus que van a leyel estu son prehisaenti los que m'apoyan: a vuhotrus que me leyís nu vos quiu defraudal, peru entendei que endispués de comprebal el desenterés desistenti pol tós sítius, el ehuerçu i la pasión qu'é embrocau nel estuyu i curtivu el estremeñu se desipan u se quean herruhientus i mohosus cumu quean esas dambas dos obras qu'estan pombahu desti artículu.
Unus m'izin de muestral los mis trebahus huera d'Estremaura, qu'asín me hadrán casu. Peru yo el casu lo quiu de los mis paisanus: el estremeñu es pa los estremeñus, nu pa los filulogus foriatus que se pilran polas idiomas agonizantis. Espubrical argu cumu una Ortografía del Extremeño u un puemáriu que naidi va a leyel sedria hueraparti d'imposibri, caru. Seya ahuera u adrentu, es lo mesmu: espubrical esu es imposibri. Peru yo nu quiu vel las mis obras encuaelnás, esu es própiu del que vivi el escrebieru. Yo vos las regalu, polque quiu que deprendais i sintais el estremeñu sin cascárrias. Peru es ófiu que nu está esu drentu las entencionis los estremeñus.
En nu viendu risurtaus, quiziá me retiri el mundu la filulohia estremeña. Peru enantis de retiralmi quearé a los entresaus una gramática cola que puean gastal el estremeñu ellus i ellus i asi con mas voluntá i otimismu logran hazel lo que yo nu sedré escapás: opulal el estremeñu entri los própius estremeñus. Un abraçu. Silénciu.

jueves, octubre 04, 2007

PAN I VEREA, poesia en neustremeñu

Aluspués de bel escritu tantu en estremeñu, quiu que quei costáncia desa escritura. Sé lo efariciosu que risurta espubrical argu tan ténicu i que la henti pocu diba a valoreal cumu lo es una ortugrafia -ena cuala naidi muestra enterés- i muchu menus testus escritus en neustremeñu. Daí que prifiá dali a lus ena redi i nu en hormatu libru, cola asperáncia de asín chegali a mas púbricu. Esti el chascu el libru puemas Pan i verea.

Pan i verea es una seleción el hazi puemas escritus entri los añus 2006 i 2007. Cumu albondas vezis é creticau nesta própia bitácura, arrehuyu e tolo bucólicu i costumbrista p'abraçal una puesia mas lírica i filusófica, enllena d'ironia i crítica. Quien s'arrochi a leyelmi vedrá que ná tengu que vel con Grabiel i Galán, Chamiçu, Feijóo i toa está carrahilera puetas arcaiçantis. Esta puesia opula sobri el esgalaçu el costumbrismu i el cansinu cantal monutemáticu criandu velsus que, eno tocanti a lo escritu en estremeñu, es una crara volución endi el mas hondu desarraigaeru. El primel puema Oda trunfal las cibueñas abri el caminu a la comprensión el libru.


Pa muestralvus la totaliá el libru, é criau una nueva bitácura: Pan i verea. Vos envitu encareciaenti que la vesiteis.

sábado, septiembre 29, 2007

A naciu la primel "Ortografía del extremeño"

Esti es el prologu con el qu'escomiença la primel ortugrafia escrita pal estremeñu, la Ortografía del extremeño. Ehraciaenti, nu se puei subil archivus pol mé desta bitácura, asinque aquellus qu'estén entresaus en tenel una cópia desta ortugrafia, que se pongan en contautu megu queandu angún mensahinu (nel acaberu el artículu) u que m'escreba un correu (vei el perfil) que yo vos mandu el archivu .pdf gratis (nu vos ahineis, que yo nu vendu ná).



«Ante un panorama heterogéneo, múltiple e incluso caótico de los modos de escribir en extremeño que de hace más de un siglo hasta nuestros días se lleva practicando y ante la petición por parte de muchos de los que se aventuran a escribirlo, era forzoso que naciera una Ortografía de la cual bebamos todos los extremeños.


Desde las escrituras castellanizantes de Gabriel y Galán, Chamizo, Juan José Camisón o Javier Feijóo, hasta las que aspiran a la fonética como la propuesta en la Primera Gramática Ehtremeña o a la asturianizante-arcaizante de Carlos Quiles Casas, se han presentado tantas formas de escribir el extremeño como personas que lo escriben. Esto ha planteado dudosas formas de leerlo, vacilando entre si es más extremeño como lo escribe Chamizo o J. M. Alcón o Antonio Garrido. Es muy probable que Chamizo cuando escribió leeglo no quiso que se leyera leeh-lo como propone Viudas Camarasa y ni mucho menos lee-glo sino leel-lo, puesto que la r de los infinitivos en extremeño no se aspira, sino que se asimila o se pierde. Sin duda, todas las variantes son ricas, únicas y peculiares y cada autor ha pretendido representarla según sus criterios.


No obstante, abocados a perder por completo el extremeño, estaremos pronto leyendo sus escritos como un vago recuerdo de algo que fue antaño y que ahora está agonizando. Mientras que los jóvenes ignoran por completo qué es el extremeño (si acaso emplean algunas palabras que las sienten como parte de su jerga juvenil como
hartón, harapalis o chachu), los últimos extremeño-hablantes se convierten en el objetivo de estudio de los dialectólogos. La ausencia de una normativa que regule el maremágnum lingüístico de Extremadura, así como la de instituciones que velen por esa normativa, junto con el ignominioso tópico de hablar mal que cargamos a nuestras espaldas, han provocado que dejáramos a un lado una de las principales manifestaciones culturales de nuestra región: el estremeñu.


De ahí que el sentido de esta Ortografía sea, por decirlo de alguna manera, el servir de comienzo para la normalización de nuestras hablas empezando desde lo más esencial: su escritura. Será el primer paso para asentar las bases de nuestra lengua y para usarla con propiedad y difundirla dentro y fuera de nuestros pueblos. Y ese primer paso de una homogeneización lingüística ha de ser firme y sustancial, sin contrariedades, pero sobre todo sencillo y útil.


La Ortografía aquí propuesta, lejos de ser una imposición, se trata de una forma clara (no eclipsada por su compleción) de exponer los rudimentos de la escritura del extremeño. Para ninguno que conozca medianamente la ortografía castellana o la portuguesa ha de suponer un problema. No por esto quiere decir que sea una mezcla de ambas o prive al extremeño de sus caracteres por haber adaptado una escritura en exceso castellanizante o lusitanizante o incluso asturianizante, antes más bien, una escritura simple que recoge a la perfección la pronunciación del extremeño ideal, de ese extremeño modelo del que se ha extraído todo su jugo para que una vez descompuesto se pueda ver de qué manera es posible escribirlo sin perder ni un ápice de su belleza.


Para simplificar la disposición de las cuestiones ortográficas, se ha divido esta obra en dos partes fundamentales: la microortografía y la macroortografía. Estos términos designan respectivamente a la ortografía de la palabra entendida aisladamente y la ortografía de la palabra dentro de un marco mayor como lo es la oración o el texto. Merced a esta división ha sido posible tratar cuestiones de índole morfofonética (la escritura de apofonía verbal y prefijal o la de los elementos compositivos de origen grecolatino) y de índole morfosintáctica (preposición de, el ataque suave). De esta manera quedan correctamente normalizados usos que hasta el momento eran los de mayor problemática en la escritura.


Dentro de esta división, una de las principales innovaciones en lo que respecta a la grafía es el tratamiento de las aspiraciones. Se ha resuelto a través de la dualidad h/s la escritura de la aspiración fuerte (explosiva) y de la débil (implosiva) respectivamente. De esta suerte, la escritura no se plaga ni de j ni de h ni de g, dándole una legibilidad que nunca antes había alcanzado el texto extremeño. De esta manera una palabra como hustícia es posible leerla de manera correcta simplemente advirtiendo al lector que la h y la s son aspiraciones. No llegamos a términos como huhticia o jujticia o juhticia ni formas ilegibles que no representan ni mucho menos la manera de pronunciar.


Asimismo, se han simplificado, en la medida de lo posible, los usos de cada letra, no sin ello llegar a la inutilización de letras como la v o de los distintos valores de la c. Con el afán de seguir una ortografía que resolviera la representación del sonido /θ./, se ha considerado prudente retomar, en este aspecto, la distinción medieval entre c-ç y z, tal como se conserva en portugués o francés.


Por otro lado, la sabia evolución de las lenguas nos ha demostrado que un cambio radical en la escritura según su pronunciación no resulta del todo apropiada, por lo que en esta Ortografía se tiene presente la evolución y etimología de las palabras. Términos tales como varrel, varvechu o avogau tienen su razón de ser en las formas latinas verrĕre, vervactum y advocatum por lo que han de escribirse con v y no con b según ha marcado la tradición ortográfica castellana y que juiciosamente corrigen las gallego-portuguesas. Teniendo en mente este aspecto, salvo en contadas ocasiones (el empleo absoluto de h como aspiración fuerte, la simplificación o diptongación de grupos cultos, etc.), no se atenta con el bagaje latino del extremeño.


Advirtiendo la escritura de la conjunción copulativa derivada de et en las demás lenguas romances, se ha considerado natural la escritura de i y no de y.


Otro aspecto novedoso es el sistema acentual empleado, donde se huye del esquema acentual castellano para adoptar otros nuevos más acordes a la pronunciación del extremeño. Para ello se ha pensado en la manera de eliminar el mayor número de acentos de la escritura, empleando sólo los más necesarios. Este sistema de acentuación dota, además, al extremeño de la distinción entre vocales largas y breves en algunos casos, aunque no suponga un elemento diferenciador salvo en contadas ocasiones (séris «series» de seris «seres», asi «ase» de ási «ábside»).


Otra de las principales innovaciones que plantea esta Ortografía es el haber subsanado errores de reproducción del habla extremeña como lo es la dificultad de escritura que supone productos derivados de la fonética sintáctica. Así, fenómenos como la crasis, la escritura y aparición de la preposición de o la elisión quedan finalmente delimitados. La regularización de este problema radica en la determinación de ciertas crasis, de los usos de la preposición de y de la apócope de ciertos monosílabos, restringiendo, por tanto, el apóstrofe. Dentro de las explicaciones del ataque suave se han incluido varias tablas en las que se muestran las distintas crasis, de manera que la escritura caótica del ataque en extremeño queda reducida a unas pocas palabras por todos conocidas.


Con todo, la Ortografía aquí propuesta no quiere decir que sea, ni mucho menos, definitiva. Una de sus intenciones es que se vaya generalizando el uso aquí propuesto, de manera que, con el tiempo, salgan a flote los posibles errores latentes que albergan estas páginas. Por ello quedará sujeta a cambios y más aún siendo ésta la primera ortografía que se crea para la escritura del extremeño.»

jueves, junio 21, 2007

Alvérbius locativus

En tiempu vos endirgué un artículu sobri cúmu s'endica el espáciu pol mé las prepusicionis en estremeñu. Agora, acontinandu una mihina esa custión i siguiendu el anteriol endirgui, é hechu una lista colos prencipalis alvérbius i locucionis alverbialis locativas. Hechandu manu los alvérbius mas frecuentis, é compuestu una lista crasificá sigún el matís de mobición qu'el alvérbiu incluiga, ya qu'en estremeñu es posibri la criación de hormas aglutinás alverbialis escapás d'aseñalal una rica cantiá de prehisionis qu'en castellanu es emposibri.
La crasificación se sostriba en estau enhiestativu (valia "en"), mobición "a", mobición "de", mobición "pol" i mobición "pa" u endetelminación. Nu estanti el estremeñu premiti tamién la mestura entri estus valoris, huendu es capás de crial frasis cumu Anda pa ponfrenti u Vinu e parriba. Enclusu locucionis cumu de patrás posein senificau própiu (antañu).
Eno tocanti a la custión la criación alverbial, el estremeñu es una las luengas ondi mas matidis senificativus s'arcanza. Pol sabulugal, una oración cumu T'aspera pa ponfrenti el comélciu aseñala que el suhetu s'enhalla n'argún puntu endetelminau "pa", aprosimaenti "po-" del "frenti" el eifíciu, peru que sin embalgu posei valol enhiestativu "-n-": pa-po-n-frenti. Una frasi cumu esta en otras luengas romancis prehisarien largas perífrasis. En castellanu, pol sabulugal, sedrie argu asina: Te espera en algún punto aproximado al frente del comercio.

Otra caraiterísticas los alvérbius de lugal en estremeñu es la posibiliá d'alcibil hormas apreciativas escapás de prehisal el valol el alvérbiu. Lo mesmu qu'aconteci nel español americanu ondi es frecuenti el usiu de -ita pa los alvérbius (ahora/ahorita), el estremeñu goda dun mayol repertóriu de sufihus apreciativus que moifican el alvérbiu: -itu, -ina, -inu, -ota, -oti. Enclusu con angunus alvérbius es posibri la gradación tipu mihina: celca-celquina-celquinina-celquirrinina. Pal chascu e "largu", se chamba la parabra: lehoti(s)-largu-lehinu i nu *larguinu ni *largoti.
Esta séri de sufihus, en combinación con moificaoris cumu "mu" u "una mihina" premitin huegal con hormas sincréticas u compuestas: una mihina largu = lehinu/una mihina lehoti(s)=largu.
Amás, ai qu'idil que los sufihus nu tiein la mesma senificáncia sigún el alvérbiu: -ina en aquina tiei el senificau de "aquí mesmu", mentris que en arribina tiei el senificau de "hustaenti arriba, pocu arriba", opusiéndusi asina a arribota. Tamién ai qu'idil que ciertus alvérbiu nu premitin sufihación: nu es posibri idil *enfrentinu sinu mas enfrenti.

Estau en
aquí.
Aquí.
aí. Ahí.
allí. Allí.
aquina. Aquí mismo.
aina. Ahí mismo
allina. Allí mismo
ondi. Donde.
andi. Donde.
ondiquiá. Dondequiera.
andiquiá. Dondequiera.
largu. Lejos.
lehoti(s). Muy lejos.
lehinu. Poco lejos.
celca. Cerca.
celquina. Muy cerca.
en mé de. En medio de.
entremeyu. En medio.
entremeyas. En medio.
(en)frenti. Enfrente.
drentu. Dentro.
endrentu. Adentro.
alantri. Delante.
alantroti. Muy lejos.
alantrinu. Un poco delante.
(al)atrás. Atrás.
atrasinu. Un poco detrás.
huera. Fuera.
en vera. Al lado.
al lau. Al lado.
al lainu. Justamente al lado.
en metá. En medio.
arriba. Arriba.
arribina. Poco arriba.
arribota. Muy arriba.
embahu. Abajo.


Mobición a
aquí.
A aquí.
acá. Acá.
aí. A ahí.
allí. A allí.
allá. Allá.
acullá. Acullá.
aquina. A aquí mismo.
aina. A ahí mismo
allina. A allí mismo
andi. Adonde.
andiquiá. Adondequiera.
a lo largu. A lo lejos.
an mé de. A en medio de.
antremeyu. A en medio.
anfrenti. Al frente.
adrentu. Dentro.
alantri. Adelante.
alantroti. A lo muy lejos.
alantrinu. Justamente adelante.
(al)atrás. Hacia atrás.
atrasinu. Poco hacia atrás.
ahuera. Afuera.
an vera. Hacia el lado.
al lau. Hacia el lado.
al lainu. Justamente hacia el lado.
an metá. A en medio.
arriba. Hacia arriba.
arribina. Poco hacia arriba.
arribota. Muy hacia arriba.
abahu. Abajo.
abahota/abahoti. Muy abajo.

Mobición de
daquí. De aquí.
dacá. De acá.
daí. De ahí.
dallí. De allí.
dallá. De allá.
daquina. De aquí mismo.
daina. De ahí mismo
dallina. De allí mismo
dondi. De donde.
dandi. De donde.
dondiquiá. De dondequiera.
dandiquiá. De dondequiera.
de largu. De lejos.
de lehoti(s). De muy lejos.
den mé de. de medio de.
dentremeyu. De en medio.
de(n)frenti. De frente.
de drentu. De dentro.
dendrentu. De adentro.
datrás. De atrás.
datrasinu. De justamente atrás.
dehuera. De fuera.
dal lau. De al lado.
dal lainu. De justamente al lado.
den metá. De en medio.
darriba. De arriba.
darribina. De un poco arriba.
darribota. De muy arriba.
de(m)bahu. Desde abajo.
dabahoti/dabahota. De muy abajo.

Mobición pol
pol aquí. Por aquí.
pol acá. Por acá.
pol aí. Por ahí.
pol allí. Por allí.
pol allá. Por allá.
pol aquina. Por aquí mismo.
pol aina. Por ahí mismo
pol allina. Por allí mismo
pondi. Por donde.
pondiquiá. Por dondequiera.
pol mé de. Por medio de.
pontremeyu. Por en medio.
ponfrenti. Por enfrente.
pol drentu. Por dentro.
pol alantri. Por delante.
pol atrás. Por atrás.
pohuera. Por fuera.
pol arriba. Por arriba.
pol arribina. Por un poco arriba.
pol arribota. Por muy arriba.
pombahu. Por debajo.

Mobición pa
paquí
. Hacia aquí.
pacá. Hacia acá.
paí. Fuera de aquí.
pallí. Hacia allí.
pallá. Hacia allá.
pandi. Hacia donde.
pandiquiá. Hacia dondequiera.
pa largu. Hacia lo lejano.
pan mé de. Hacia el medio de.
pantremeyu. Hacia el medio.
panfrenti. Hacia el frente.
padrentu. Hacia dentro.
pandrentu. Hacia adentro.
palantri. Hacia adelante.
palantroti. Hacia lo muy lejano.
patrás. Hacia atrás.
pahuera. Hacia afuera.
pan vera. Sobre el lado.
pal lau. Sobre el lado.
pan metá. Hacia el medio.
parriba. Hacia arriba.
parribina. Hacia un poco arriba.
parribota. Hacia muy arriba.
pambahu. Hacia abajo.

martes, mayo 29, 2007

Alvérbius de tiempu

Los que andais leyendu u deprendiendu estremeñu vos queháis de que desisti lésicu que nu s'entiendi pol nu tenel correlativu castellanu u pol arreparalsi false friends. Cumu agora nu me vaga p'andal escrebiendu artículus gramaticalis, idré enos momentus que me vaigan sulhiendu endirgánduvus parabras que sirvan pa gastalas en cualisquiá nivel de la luenga (oral u escritu). Siguiendu con el indirgui entitulau Herramientas pal testu en prosa, vos entriegu esta carrahilera e los prencipales alvérbius i locucionis alverbialis temporalis estremeñas. Hale, a deprendel.
a(n)gañu/ogañu. Este año, hoy en día, contemporáneamente, actualmente.
a(n)gora. ahora.
aina. temprano.
alatrás. atrás.
alogu/alugu. luego.
alogundispués. A continuación, después.
alú. luego.
aluspués. después.
anochi. anoche.
antañu. antiguamente, el año pasado, hace dos años.
antedinu. un poco antes.
antiel. anteayer.
antielnochi. anteayer noche.
antieltardi. anteayer tarde.
antis. antes.
antoci/altonci. entonces.
ara. ahora (posición incial y antes de verbo).
aramesmiditu. en este preciso instante, ya.
aramesmu. ahora mismo.
atrás. atrás.
atrasinu. un poco atrás.
ayel. ayer.
ayelnochi. ayer noche.
ayeltardi. ayer tarde.
caicuandu. siempre, en toda ocasión. a ~: en todo momento, siempre.
cuándu. cuándo.
dantis. antiguamente.
daquí a ná. dentro de poco.
de(n)siguia. enseguida.
depatrás. antiguamente.
dispués. después.
dispuesinu. un poco después.
drentu e ná. dentro de poco.
en dia en dia. de día en día.
en el intri. en el instante, en el ínterin.
en ves en cuandu. de vez en cuando.
enantis. antes.
endenantis. antes.
enhamás. jamás.
entavia/entovia. todavía, aún.
maña(n)a. mañana.
mentris. mientras.
nesti meyu tiempu. entre tanto.
nunca. nunca.
ogañadu. Antiguamente.
oi. hoy.
pasau. pasado mañana.
pasaumañana. pasado mañana.
plontinu. muy pronto.
plontu. pronto.
sempri/siempri. siempre.
tardi. tarde.
templanu. temprano.
tresantiel. trasanteayer.
tresantielnochi. trasanteanoche.
trespasau. el día después de pasado mañana.
uguañoti. hoy día, actualmente.
una mihina. un poco, un momento.
una mihinina. un minuto.
una mihirrinina. un segundo.
ya. ya.

lunes, mayo 28, 2007

Angunas etimulohias latinas

Abemus en el lésicu estremeñu un tupa parabras que pola su horma s’acelcan al latín mas puru, que muhotrus gastamus de continu i que naidi se prantea dóndi viein. Pos velailas unas cuantinas parabras que de siguru posein etimulohia latina i que hata agora se duaba e la su etimulohia.
acachal(si). «acarbal(si)» lat. coactare «obrigal » (cf. port. acochar).
agural. «apontal, derihil, aseñalal»; lat. augurare «augural, devinal».
alcibil. «acetal, recibil»; lat. accipĕre de mesmu senificau.
alicuandu. «con frecuéncia»; lat. aliquando «anguna vedi».
amollecel. «ablandal»; lat. mollescĕre con el mesmu senificau. (cf. cast. p. us. amollecer).
angarial. «hadel cargal, cargal»; lat. angariare «obrigal a los trasportis, requiril».
apellal. «uñil, ahuntal»; lat. appellĕre «acelcal, aprosimal, achegal.»
apescal. «cohel, apañal, entendel»; lat. apiscĕre con el mesmu senificau.
arretolal. «agrupal, amontonal»; lat. retollĕre «arrecohel, llevalsi otra vedi» (cf. retolá «hadi, balagueru, montón»)
bragu. «bendu, garroti.»; lat. bacŭlu(m) «báculo».
concalecel. «carcomel, puiril, empochecel»; lat. concalescĕre «ponelsi calienti».
espetu. «heitiu, pelitasqui»; lat. spectum con el mesmu senificau.
fruhil. «lleval, conducil»; q. lat. fluxĕre «fruyil».
eu/yeu/iu. «ola, hei, hau»; lat. heus con el mesmu senificau.
intri. «momentu»; lat. interi(m) «nesti meyu tiempu».
poipa. «bobilla»; lat. upŭpa de mesmu senificau. (cf. poupa port. p. i poipa)
recadal. «arrecohel, guardal»; lat. recapitare «arrecohel» (cf. antígu recabdar i el cast. recaudar)
tracamundeal. «envarbascal»; lat. transcommutare, de mesmu senificau.

sábado, abril 14, 2007

Luenga estremeña=via dantañu?

«En la actualidad, entre los cultivadores de la poesía popular, que es aquella que transmite sentimientos, belleza y emociones en lenguaje convencional para llegar con más facilidad al corazón del pueblo y no pretende resolver problemas teológicos o filosóficos perdiéndose en un bosque de enciclopedias y diccionarios buscando la palabra exacta, detrás de los clásicos Gabriel y Galán y Luís Chamizo…»

Letoris, lo que se escuendi tras esus puntus suspensivus es tol alabán de escribioris que se án eicau a solenidal el estremeñu endi una almiración tan prehundaenti costumbrista, populal i roceandu en muchus los chascus lo vurgal que pahi uguañoti emposibri nu sacal de la sahurda a la muestra palra hidiendu cosas destintas, sinu palral del estremeñu cumu luenga anquilosá, rehumbrosa, ensotá i autista. Un autismu seculal ondi endi el própiu estremeñu se mira al ombrigu la socieá estremeña dantañu, premoviendu un beatus ille saboriu, buhiu e la tennulohia.

Las parabras arriba arrecohias pretenecin Luis Martín Terrón, que nu con pocu atinu mos palra duna literatura en estremeñu endi el puebru i pal puebru. Esta es la ehrácia de los muestrus escrebioris, que nu son escapás de redatal una narrativa sin sel costumbrista, una puesia sin sel bucólica: asinque deque las nuevas heneracionis mos atrevemus a destierral de estiercu al estremeñu, pulilu i dali otrus hormatus que rehuyin desi empadinamientu i esi hastiu que prevoca leyel la ehrácias dantañu, semus creticaus. I es que ondi mas marramus quien mos eicamus al curtivu el estremeñu es el crial una crara relación entri luenga estremeña i via dantañu.

El espíritu estremeñu se pahi muchu al latinu: estoicu con regustu pola rilihión i los mós arcaicus. El pobrema es que muhotrus nu alabamus dengún pasau groriosu, polque el risurtau es enluhalu entavia mas. Tolo escritu en estremeñu (polo menus de lo que tengu costáncia), que nu seya traución, se quea ensotau en el sigru pasau. Enclusu lo que se escrebi en prenu sigru XXI tamién retrata los atollaerus de los muestrus agüelus. Esa mores maiorum concalecia enllena de sufrición i sumisión, cumu si huera una moral de escravu, i que los propius mayoris ódian es la que retratais enos vuestrus velsus i ena vuestra prosa? Esi pasau es el que querís tresmitil? Esi es el muelu que abemus de siguil u del que abemus de huyil? Al estremeñu que los muestrus literatus retratan es un estremeñu acobardau colporalmenti, hollau moralmenti i endeferenti con tolo que aconteci al su arreol. Estamus atomidaus, suzalachaus hata la mínima entiá el endivídu, ondi runchal pola comuniá nu horma parti desa mores. Nel hondón semus cumu esus griegus arrecohius enas sus polis sin consieral la uñión entri ellas mas dispuestus a cuental las deferéncias que los pahius, peru endrentu el marcu e la moral escravista-estoicista-cristiana.

Esi muelu e ombri nu mos sirvi, señoris escrebioris. Esa literatura, lehotis la escasa estética que puea tenel, amarguhea, chilria pola farta orihinaliá: lo cúmu va a enteresali al puebru los «problemas teológicos o filosóficos» si cola vuestra literatura nu muestrais ni una mihirrinina lo qué es esu? Cúmu va a volucional el estremeñu sin trataus científicus, sin reflesionis filusóficas, sin barruntaeras críticas?

Afortunaenti, ai de quien piensan en el pramatismu la luenga i lo que ella da de sí i nu se ensota en retrospetivas negrúcias, colos ohus puestus al huturu, hechandu manu los meyus enhormáticus i las posibiliais tennulóhicas. Ai henti que trebaha en traucionis de pogramas enhormáticus, que trebaha en traucionis de piniclas, vídius musicalis, séris, que hadi espricoteus luenguísticus, que escrebi gramática, comentárius, ponéncias, reseñas, traucionis de librus, que cuerga na redi parabrerus pa que lleguin a tol mundu i tó estu empreandu el estremeñu. Es otra horma e rivivil la muestra palra, sacándula desi escuru pozu ondi muchus precuran hundeal con ella. Á llegau el momentu e la endina tennulóhica.

viernes, abril 13, 2007

Humarera i porvarera

Imus a vel qué tipu sufihu es el que posei estas dos parabras i pol qué. Los castellanistas idirán que es una varianti fonética el castellanu humareda i polvareda al respetivi, ya que posein un sufihu de orihin latinu: –ētă, acusativu prural neutru de sustantivus acabihaus en –etum. Esti sufihu es empreau pa desinal lugal ondi creci un atelminau arbu u pranta, inque en estremeñu se prifiei –al: melonal, tomatal, castañal, deredal, yerbazal, forrahal, robredal, haramagal, habal. Inque, cumu igu, en estremeñu pol trunfal –al seya pocu conociu, sí es ciertu que se espeta nangunas parabrinas: alamea, arbolea, alisea. Nu estanti la atención quiu atraela pa las parabras humarera i porvarera. Los acaémicus la RAE arrecohin el morfu –areda cumu varianti de –edo, peru esu es mu descutibri, puestu que la parabra polvareda tiei cumu raís polvar- (lat. pulverem) i humareda quidiá se trati dun analogu pol vedi humarada. La custión es que en estremeñu, estas dos parabras muestran un sufihu –era que abemus de arreparal tres posibiliais:
a) Que se trati dun chascu de rotacismu pol asimilación, argu frecuenti e pol sí en estremeñu: parcarta, parorama, teraraña, parabra. Asín estas dos parabras pol ofrecel una r entrevocálica á hechu que chambi la d a r.
b) Que se trati dun chascu de analohia pol otra parabras tamién acabihás en –era.
c) Que se trati e dos parabras que án siguiu la lóhica la compusición estremeña pol mé el sufihu e cantiá –era cumu palera, trebahera, cansera, huguera.
Yo pa mí que nestas dos parabras en concretu, porvarera i humarera, nu desisti asimilación, sinu que la sufihación respeta el sintiu e cantiá u retolá que aconlleva –era. La primel radón que me lleva a pensal estu es que –ea propiaenti hadi referéncia a cantiá peru de prantas univocaenti, sigún los sabulugaris que en estremeñu abemus acabihaus asina. Que esti fenóminu nu apareza namás en estremeñu mos hadi dimbrealmus, peru me pahi pocu pobabri que se prouza rotacismu duna d entrevocálica que en estremeñu estilal escambahalsi risurtandu -eda > (-ea >) -era.
Sedrie correutu creyel, sigún me pahi, que estas dos parabras posein sufihu -era, nu cumu analohia ni asimilación, sinu polque es el mesmu -era de parabras cumu troncunera u hartera.

miércoles, abril 11, 2007

Valdelacalzada en flor '07

Quién idia que Estremaura namás ain hesas? Mirai cúmu estrumpi la Primavera en Valdelacarzá...









martes, abril 10, 2007

LA ENDETELMINACIÓN DE «PAÍ»: LA POBREMÁTICA ORALIÁ/ESCRITURA

Desisti muchas hormas pa marcal la endetelminación en estremeñu, heneralmenti pol mé los hucheaus endefinius, talis cumu dengunu, angunu, mesmu u quinquiá. Peru una costrución própia que abemus es pol mé el alvérbiu paí. Propiaenti hablandu, el alvérbiu paí es una crasi entri pa + aí que es el correlativu la locución castellana por ahí.
Tiei muchus usius, destancandu el deíticu, sigún estilan los alvérbius de lugal i tiempu, peru con el matís de endetelminación que entrouci la preposición pa, a la escontra de pol, que atelmina.
En estremeñu nu es lo mesmu pol aí que paí, prencipalmenti deque se uñin con verbus de movición. Mesmaenti, asiahándumus ena pramática el usiu destus alvérbius, vemus que quien iga «Los dagalis van pol aí» aseñala con el deu pondi los dagalis, en efeutu van, peru si ihiesi «Los dagalis van paí» hadi señas cola manu de alehación polque se desconoci póndi u ándi van. Estu trauciu nun testu, cualisquiá letol estremeñu se cata densigia e que son cosas bien destintas pol aí que paí.
Peru nu imus a paralmus agora con custionis la pramática destas dos hormas alverbialis en el su empreu deíticu, polque aberíamus que contrastalas con otras hormas analogas cumu pallí u pallá, custión que me gustarie palral en algotru artículu. Mos imus a central mas mehol ena endetelminación que es escapás de entral en una oración el alvérbiu paí i vedremus las comutacionis paradimáticas, sin escudial las sintamáticas, asina cumu tamién los matidis desistentis i la su costrución.
Paí afilmamus de sel un alvérbiu, peru nu participa del verbu la mesma horma na oración que u ara. Abemus de encetal ihendu que el su atihu posei mayol repoténcia en relación con el sustantivu al que endetelmina que con el verbu propiaenti ichu. Veamus un sabulugal: «Me lo ihu una muhel paí sin yo conocela.» Aquí el alvérbiu acupa el asiahamientu atrasinu el sustantivu, sigiendu el ordin lóhicu desti tipu frasis en estremeñu. Aina paí, pol supuestu que atañi al verbu i afeta a la su senificáncia, peru la endetelminación cai mas sobri el suhetu la oración «muhel».
Si el palranti huesi quiriu que la endetelminación se sostribara nel verbu, huesi idiu «Me lo ihu paí una muhel…». Aquí es posibri palral de endetelminación del verbu, en tantu moificaol verbu que es el alvérbiu, peru si lo tomamus con el su valol locativu u temporal, podríamus arreparal que tiei cierta endependéncia si esi mesmu alvérbiu lo acolocamus al eníciu la oración «Paí me lo ihu una muhel sin yo conocela».
Es prehisu, pol tantu, cohel esti alvérbiu con pinzas, polque está entri sel alvérbiu u partícula oracional moificaora. Naidi va a negal el valol alverbial desta parabra, peru la moviliá i lo facilmenti que hadi chambal el sintiu la oración sigún el su asiahamientu adrentu desta mos lleva a repranteal la su hunción, pol otru lau nunca enantis estuyá.
Enas comutacionis verticalis afilmamus que es entrechambabri pun endefiniu. Peru, atente, se puei chambal si el alvérbiu sucei al sustantivu al que endetelmina, polque si le precei nu almiti chambu al menus que seya perifrásticu. En el sabulugal anteriol, ena primel hormulación que hidimus la oración, puemus chambal el alvérbiu pol cualisquiá: «Me lo ihu una muhel cualisquiá sin yo conocela.» Peru nel segunderu chascu, pol escambahal el su valol endeterminativu pal sustantivu i rafilmalsi la su entiá cumu alvérbiu ya es emposibri mualu pun endefiniu.
Agora chambemus el sustantivu muhel pun prenombri i comutemus aquellas parabras que lo prehisin: «Me lo ihisti tu paí sin yo conocelti». Hueraparti el que puyera sel el contestu, el paí aquina cobra otru sintiu, mas celcanu al valol alverbial própiu, ya que nu cohi endetelminación con un suhetu al que se conoci.
I lo qué pasarie si lo chambamus pol prenombri atelminau unu? Veloí: aquí sí premiti comutación «Me lo ihu unu paí» i «Me lo ihu unu cualisquiá». Es evienti, pol tantu, que la endetelminación de paí nu hunciona endependientienti la parabra, sinu que el su valol chamba en chambandu el sustantivu u prenombri.
La custión es: desisti anguna deferéncia entri idil «Me lo ihu una muhel paí» i «Me lo ihu una muhel cualisquiá»? La verdá es que sí, polque paí tiei unas conotacionis que cualisquiá nu. A esti alvérbiu nu puemus negali la su orihinaliá drentu la palra oral cumu tolo que podriamus consieral henuinaenti estremeñu, ya que de estremeñu escrebiu apeninas llevamus 100 añus sin arreparal en tolo que se ebi queal ena oraliá i tolo que se ebi trasliteral ena escritura. Quidiá albondus moificaoris la habla se quein paí perdius si en esi fonil que empreamus los que escrebemus en estremeñu nu premitimus que se trescuelin.
Mas dunu se espantarie deque vidu a Pablo Gonzálvez rivindical una parti el lésicu agrícula i ganaeru pa escrebil una gramática: naidi ihu que lleval el télminu antuñal a la escritura i dali el sintiu henéricu de adotal, lehotis la lana las ovehas u la cascárria los gurrapus, huesi faci. Peru veloí, quien escrebimus en estremeñu gastamus esta parabra, conociendu las conotacionis ganaeras el télminu, pol vedi adotal i nu pol ellu mos avehinamus ni lo usamus incorreutaenti.
Tapocu veu la deferéncia entri el casullu duna colmena i el duna tabla hecha con el ordenaol, pos dambas las dos son celdas.
Pos esta es la suerti que ebi correl el alvérbiu paí, gastau de continu na oraliá peru marhinau pol tolos que escrebimus en estremeñu. Qué huera siu la prosa griega si huesin hundeau con tolos moificaoris i partículas típicas la oraliá que se prehentan pol cientus en cualisquiá testu escritu! Andamus trebahandu puna prosa en estremeñu que prehisa destus elimentus, peru, cudiao, nu vaigamus hidiendu lo que muchus hadin, cofundil la oraliá cola prosa, hidiendu desta el mas coloquial los testus enllenándula con ensurtus, incorrecionis, contraidionis… escrebiendu mas diálugus de tabelna que prosa correuta (i ondi igu prosa, cohi lo mesmitu el velsu, polque tamién anda arrengau pol pesu dun mal empiqui los puetas estremeñus a hadel trascricionis dun diálugu estremeñu paluspués dil ihendu que velsifican el estremeñu).
Eberiamus restrinhil el lésicu estremeñu ena escritura? Supiendu que si se escrebi puesia cudiandu de escrucal bien las parabras que se emprean, vehilandu e nu indirgal parabrus cumu saharrahal en meyu duna compusición bucólica u télminus cumu mollera pol vedi idil caeza muestrarie tenel conocéncia la riqueza el lésicu estremeñu i conocéncia tamién de cúmu ebi manuhealu sin queal espantahus literárius.
Quidiá unu los mayoris pobremas que se le prantea a quien pretendi dinifical el estremeñu pol mé la su escrebiura, sin pecal de corrutus ni vurgal en el sintiu mas peyorativu la parabra, es destingil unu mesmu pun lau i hadel destingil a los letoris pol otru que nu tolas parabras val ni tolos sus usius son los correutus hormi al contestu.
Nu ebemus sigil porfionis un decoru verbal ena escritura, polque si nu acabiharíamus cola libertá la luenga, peru sí igu que abemus tenel cudiau de que nu tolas parabras se premitin ni tolas parabras son sinónimas. Tol mundu sabi que nu es lo mesmu mieu que cagazu, hueraparti e que en estremeñu el mieu se tiei i el cagazu, entra, peru pol atorrullamientu nesi prehisu inti la henti idi *entral mieu i *tenel cagazu, peru endi la distáncia, cumu filulogu, lehotis el mieu u cagazu que puea tenel, tengu el ebel de avisal al que escrebi que gasti la espresión tenel mieu i entral el/un cagazu i nu arrevés. Con esti sabulugal quiu idil que ya que runchamus pola conselváncia el estremeñu, runchemus nu cumu dialeutulogus ­­–gran marru la mayoria- peru tapocu cumu inorantis, sinu con un critériu filulóhicu i racional. I al que le duelga la mollera pol estu que igu es polque le á caiu encima cumu un sacu piensu, peru si le dueli la caeza, sedrá quidiá de aburrición. Aholá que a naidi le duelga ná.

sábado, marzo 24, 2007

Fonética estremeña na "Ortografia kastellana nueva i perfeta" del maestru Correas

En esta sutil obra, muestra el héniu el estremeñu Gonzalu Correas (1571-1631), se almientan pol tres vedis al mó de prenuncial los estremeñus. La ortugrafia el umanista estremeñu pretendia pulil la descudiá ortugrafia castellana, huendu la su contestación a las rehormas ortugráficas de Mateu Alemán i Antóniu de Nebriha. Se sostriba esta obra nos prencípius de «se á de eskrivir, komo se pronunzia, i pronunziar, komo se escrive» i nel que escrebirie Quintilianu sigrus antis «Ke note de las ke estan en uso, si algunas ſobran, i faltan otras».

Una desas tres vedis nu mos enteresa pol almientalsi namás que los de la Vera prenunciaba Iuste i nu Juste.
«Pola cual veu que leyin Juste / los que nu oyun que en La Vera idin / Iuste.»

Sí mos enteresa, a la escontra, los dos framentus que acontinan. El primeru dellus el maestru Correas se moflea el mó prenuncial de los de Huenti el Maestri i los de Malpartia e Praséncia. Vinia palrandu acelca el ceceu ena «baxa Andaluzia» i cúmu los andaludis precuran remendalsi la su prenunciación polque «vese klaro en ke lo pierden [el ceceu] viniendo a Kastiłla». I pol curiosiá, trai a colación los fenóminus de seseu i ceceu (él nu destingi entri unu i otru) de dambos los dos puebrus estremeñus.


«Esti cebiqui / afeta pol curiosiá, nu sinu pol neceá, / en Huenti el Maestri en Estrema-/ura i en Malpartia una leugua de Prasén-/cia, lugaris mu chicus i bien largu. / I son pol esi mistériu moflaus polos convidi-/nus, polque palrandu quiein mas paicel / hembras u serpientis que ombris…»

Ya pol antoci, los falantis destas localiais estremeñas eran ohetu e bulra huera los sus lugaris, a la escontra de las damas sevillanas de las que palra asín el maestru Correas: «I se konvenze kon la suavidad del zezeo de las damas Seviłlanas, ke hasta los onbres le imitan por dulze.» Cúmu abemus de enterpretal estu? Pol concausas uguañoti esconocias, ya pol el sigru XVI, mu a pesal de las conquistas i de las riquedas traias a estas tierras i del supuestu prestíhiu e los que regresun de América, ya pol antoci, igu, estaban embahu el ñugu la bulra los castellanus. Polo viu, los profesoris de Ispánicas en Cazris deprendin a los sus alunus que el castú, en tantu enventu literáriu, era empreau en autus pastorilis u puestu en boca los pastoris pa hadel riyil al púbricu curtu castellanu. I tó estu mu a pesal del templanu empreu literáriu dalgotras variantis lionesas cumu el sayagués en autoris cumu Gil Vicente u el salmantinu e Juan del Encina. Ya en el Sigru de Oru i mu probabrienti con anterioriá, la palra los estremeñus era menuspreciá. I acontinamus sin conocel el motivu.

Gueno, nu entremus en mas desputas i vayemus con el trecel framentu. Quidiá seya una las primeras referéncias al orihin la aspiración en Estremaura. Nu estanti, el framentu, cuasique de espetu enterpolau, es mu duosu i nu da mas rahus fonéticus que el de la crariá. Nu puemus sabel a qué se rifiria Gonzalu Correas con ellu, si es que prenunciaba menus huertis que el son velal fricativu sordu /x/ que ya muestraba el castellanu del sigru XVI u es que esi son enhamás hue prenunciau pol puebru estremeñu a la maea castellana, puyendu suponel que desi son endetelminau, mas craru que el castellanu, nacerie las primeras analohias cola aspiración u es que en Estremaura era el sítiu ondi mehol se prenunciaba esti fonema. Veloí el framentu i hulgai pol vusotrus mesmus.
«La xe los estremeñus la prenúncian / mu crara».
Estus eran los tres framentus señalabris ena Ortografia Kastellana el maestru Correas. Quea na vuestra voluntá enterpretal de la maea mas pruenti esas parabras.

martes, marzo 20, 2007

Destracis de fonulohia estremeña

Tantu que palran paí de fonética el estremeñu i hata el inti nu desisti ná estuyau acelca la fonulohia, ni s’án estableciu cuális son tolos fonemas, ni muchu menus los archifonemas, ni tapocu desistin trascricionis fiabris i fielis, lo mesmu seya fonética que fonulóhica. Nu sedrie mal pran el escrebil un Manual de prenunciación el estremeñu pa aseñalal cuális eberien sel las prenunciacionis mas correutas en estremeñu, hadel un analís prehundu los fonemas, el estuyu las vocalis, la tipulohia las aspiracionis, el ton, ec. Nu estanti, pa nu orvial ciertas cosas u mehol idiu, pa dali horma a esi, asperu huturu, Manual de prenunciación, en angún que otru articulinu idré destrazandu espetus fonéticus i fonulóhicus el estremeñu que sirvan de esmienzu.

Pa debuhal poncima la custión la fonulohia en estremeñu vos muestraré cuális son los fonemas i archifonemas el estremeñu paque vos hagais una idea. Hadré tamién una brevi trascrición fonulóhica.

1. Fonemas vocálicus
En el andal fonulóhicu nu se deferéncia el sistema vocálicu dalgotras luengas pininsularis, zalachau en númiru e cincu tamién.
/a/ = vocal central abierta
/e/ = vocal palatal meya
/i/ = vocal palatal afechá
/o/ = vocal velal meya
/u/ = vocal velal afechá

2. Fonemas consonánticus
(Ebiu a que el blog nu almiti tolos símbulus fonéticu del AFI é tiniu que chambal los de rr, ll i ñ)
/b/ = consonanti bilabial oclusiva sonora: aviental /abieNtál/.
/d/ = consonanti dental oclusiva sonora: halda /háLda/.
/t∫/ = consonanti alviolal africá sorda: chinatu /t∫inátu/.
/f/ = consonanti labiudental fricativa sorda: efeutu /eféutU/
/g/ = consonanti velal oclusiva sonora: gorullu /gorúλU/.
/h/ = consonanti larínhia fricativa sorda: haragán /haragáN/.
/k/ = consonanti velal oclusiva sorda: quedrás /kedráH/.
/l/ = consonanti alviolal lateral sonora: lamental /lameNtáL/.
/­λ/ = consonanti palatal lateral sonora: palillu /palíλU/.
/m/ = consonanti bilabial nasal sonora: mahinación /mahinaθióN/.
/n/ = consonanti alviolal nasal sonora: entisnal /eNtiHnáL/.
/ň/ = consonanti palatal nasal sonora: ñañarras /ňaňárraH/.
/p/ = consonanti bilabial oclusiva sorda: empuntal /eNpuNtáL/.
/r/ = consonanti alviolal vribanti simpri sonora: arastinosu /araHtinósU/.
/rr/ = consonanti alviolal vribanti múrtipri sonora: enrabalsi /eNrrabáLsI/.
/s/ = consonanti alviolar fricativa sorda: siesu /siésU/.
/t/ = consonanti dental oclusiva sorda: estrumpia /eHtruNpía/.
/y/ = consonanti palatal fricativa sonora: remeyu /reméyU/.
/θ/ = consonanti entredental fricativa sorda: zahumériu /θahumériU/

3. Archifonemas
Abemus en estremeñu tres archifonemas consonánticus i dos vocálicos. Enos archifonemas se nutralidan rahus fonéticus que nu aseñalan opusición destintiva pol asiahalsi en pusición emplotiva.
/I/ = Archifonema palatal. Se nutralidan los rahus de abertura. Pol mé desti fonema se arreprehenta la dimbra que desisti entri prenuncial /u/ u /o/ a final de parabra.
/U/ = Archifonema velal. Se nutralidan los rahus de abertura. Pol mé desti fonema se arreprehenta la dimbra que desisti entri prenuncial /i/ u /e/ a final de parabra.
/H/ = Archifonema aspirau. Namás comparti el rahu laringal, pos en pusición emplotiva /h/ se contamina el entolnu fonéticu, prevocandu numirosus alufonus.
/N/ = Archifonema nasal. Lo mesmu que nel chascu anteriol, el fonema /n/ en pusición emplotiva se manifiesta pol mé de múrtipris alufonus.
/L/ = Archifonema alviolal. Marca la opusición que ortugraficaenti se escrebi pol mé de r i l, peru que en estremeñu se atorrullan sin chambal pol ellu el senificau. Pol mé desti archifonema se nutralidan rahus de lateraliá, vribación u perda fonética.

Trascrición fonulóhica
Imus a lihil pa ellu las primeras línias colas que enceta la Primera gramática ehtremeña e Pablo Gonzálvez et alii tantas vedis aquí almientá. Respetu la ortugrafia i la sintasi el orihinal. (Pol motivus tipugráficus empreu barras canteas pol vedi verticalis pa las parás.)
«Endi cuandu ía mu chiquirrininu cun mi pairi a llebal lah bacah al boyeru é oyíu palral en ‘ah conbesacionih de loh mayorih de pobremah de campu, d’agricurtura y de ganáu. En esuh díah de perru d’ibiernu, arrimáuh en colru alreol de la huguera ehtirahabamuh lah manuh pol encima lah flamah pa calentalmuh, mentrih binía el boyeru
/eNdI kuaNdU ía mú t∫ikirrinínU kUN mi páirI a yebáL laH bákaH aL boyérU ↑/ é oyíU paLráL enaH koNbesaθiónIH de lUH mayórIH de pobrémaH de káNpU ↓/ dagrikuLtúra i de ganáU ↓// eN esUH díaH de pérrU dibiéLnU ↑/ arrimáUH eN kóLrrU aLrreóL de la hugéra ↓/ eHtirahabámUH laH mánUH poL enθima laH flámaH pa kaleNtáLmUH ↑/ méNtriH biníaL boyérU ↓////

sábado, marzo 17, 2007

Vivamus, mea Lesbia!

Catulu (87-54 a. C., sigún la cronulohia e San Herónimu). Esti es unu los puemas mas sonaus de Catulu (Carmina, 5, ed. G. P. Goold, 1983), unu e tantus escrebius a esa aristucrata hucheá Lesbia de la que el hovin veronés queó roneau. Asperu que vos peti la traución.

Vivamus, mea Lesbia, atque amemus,
rumoresque senum severiorum
omnes unius aestimemus assis.
soles occidere et redire possunt:
nobis, cum semel occidit brevis lux,
nox est perpetua una dormienda.
da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut nequis malus invidere possit,

cum tantum sciat esse basiorum.


Vivamus, Léfia mia, i amemus
i que los remurmullus los viehus furriñas
nu vargan un duru.
El sol acachalsi i gorvel puei:
musotrus, una ves s’acachi la brevi lus,
una nochi abemus de dormil perpétua.
Dami mil besus, endispués cientus,
dispués otrus mil, dispués algotrus cientus,
endipués de continu otrus mil, endipués cientus.
Dispués, deque muchus milis hagamus,
arrebuhémulus pa nu conocelus musotrus
u nu puel dengún siesu invidialmus

deque saba que los besus eran albondus.

lunes, marzo 12, 2007

El esprazamientu acentual

Quien piensin que el estremeñu se acentua u se ebi acentual cumu el castellanu, sin dua denguna, marran. Nu puemus orvial el prencípiu estremeñu e prosoya que idi que el «acentu tónicu se cantea pol sel chanu». Almientu una vedi mas a la gramática e Pablo Gonzálvez, que elustra craraenti la tendéncia el estremeñu e hadel las parabras chanas: «Recuerdo que, cuando era niño la tendencia a hacer todas las palabras esdrújulas llanas, era casi total. El maestro salmantino don Manuel Pereira, no advertía de la incorrección con esta frase: “En tiempu de loh apohtolih abía unuh ombrih mu barbaruh, se subían a los arbolih y cohían paharuh.”» Afecha esti ricueldu ihendu, idi «Este era el decir de nuestras gentes. Hoy es difícil oír frases como ésa.» En efetu, pol prohundu prohesu e castellanidación esti rahu prosoicu se á escambahau cuasique pol completu. El muestru labutu e recuperáncia el estremeñu mos lleva a rafilmal estus rahus la muestra prenunciación i pol esi mistériu imus a arrepasal liheraenti los chambus acentualis en estremeñu.
Destingu cuatru grupus: chambus pol perdas i afechis, conselvación acentual verbal, esprazamientus a la penúrtima sílaba i algotrus esprazamientus.

1) Chambus pol perdas i afechis.
Fenóminus cumu la síncupa i el afechi de vocalis hadin que un gran númiru parabras en estremeñu pasin de ezrúhulas a chanas i de chanas a aguas. Estuyémulas asina:
—Síncupa de d. Los particípius la primel conhugación, las parabras proceentis de –adi, -edi, -odu que horman los ditongus finalis –ai, -ei, -ou, las proceentis de ´-idi, -idi i –udu que monutongan en –i (u quea ditongu –ii) i -u esprimentan esprazamientu la sílaba tónica. V. gr.: acabihá, sembrau, menai, Pleyai, procei, retrocei, comou, metou, ási, pirámi, entimii, barbú, tallú, dientú. Arrepárisi que nas parabras cuya penúrtimas sílaba esté costituia pun ditongu alantri la d, esta nu se pierdi, cumu las acabihás en –aidi, -oidi, –audu nu pierdin la d. V. gr.: naidi, alcaidi, antropoidi, celuloidi, raudu, recaudu. Amás la d se puei perdel en sílaba entelna prevocandu que parabras que eran ezrúhulas hampin chanas: coigu, meicu, coici, daiva.
—Síncupa de r. Ena conhugación, los verbus acabihaus en –eril i el verbu querel perdin la -r- raical enas hormas de singulal i trecel el prural el prehenti endicativu i del suhuntivu hidiendu a estas hormas aguas. V. gr.: prifiu, requiu, quian, rifiei. Tamién desisti perda la -r- en el emprefetu suhuntivu los verbus la segundera i trecel conhugación. V. gr.: bebiá, ubiá, salián, huan.
—Afechi e vocalis finalis. Las parabras proceentis de -ee, -eo, -oe monutongan en -ei, -eu, -oi al respetivi, hidiéndulas aguas. V. gr.: escrei, preveu, arameu, Doroteu, oboi, Calirroi.
—Ditongación pol afechi. Los ahetivus ezrúhulus proceentis de ´-eo y angunus sustantivus en ´-ea afechan en ´-iu i ´-ia al respetivi hidiendu la parabra chana. V. gr.: arbúliu, ecuóriu, terráquiu, etária.

2) Conselvación del acentu latinu na conhugación
Numirosas hormas que en castellanu, purtugués, gallegu u asturianu son ezrúhulas en estremeñu son chanas, conselvandu pol tantu el acentu latinu. Estas hormas correspondi cola primel i segundera el prural el emperfetu de endicativu i de suhuntivu, usá, las hormas –abamus, -abais, -asemus, -aseis pa la primel conhugación i -iamus, -iais, -iesemus, -ieseis pa la segundera i trecel conhugación. V. gr.: cantabamus, cantabais, cantasemus, cantaseis, leyiamus, leyiais, leyiesemus, leyieseis, sintiamus, sintiais, sintiesemus, sintieseis.

3) Esprazamientu a la penúrtima sílaba
En estremeñu albondas parabras chanas son proceentis de ezrúhulas. Suzalachémulas en tres grupus.
—Parabras compuestas pol prefihus bisilábicus de orihin grecurromanu. Tolas luengas pinisularis estilan hadel estas parabras ezrúhulas menus en estremeñu, que son siempri chanas. Parabras que encetan pol autu-, antropu-, cronu-, filu-, melu-, metru-, quilu-, etu-, teli-, centi-, ec., siguias pol dos sílaba son chanas. V. gr.: autugrafu, antropulogu, cronugrafu, filulogu, meludia, metrunomu, quilumetru, etumetru, telifonu, centimetru.
—Parabras compuestas pol elimentus sufihaus de orihin crásicu son chanas igualmenti. V. gr.: autumovi, calnivoru, demucracia, monugamia, canudromu, velocimetru, idruterapia.

4) Algotrus esprazamientus
Algotras parabras que esprimentan esprazamientu acentual, u bien pa chanu, u bien pa agú u bien pa ezrúhulu pol divelsus motivus fonéticus. V. gr.: paharu, celebri, paizan, usiu, méndigu, frihón, analís, paralís, lúntriga.

domingo, marzo 11, 2007

Asimilacionis i desimilacionis entri e/i ascomienzu parabra

É hechu oserváncia las asimilacionis i desimilacionis vocálicas en estremeñu i m’é centrau prencipalmenti enas secuencia que hormulu asina a escomencípiu parabra:

(K) + (L) + e/i + n/s + K + (L) + e/i/D↑

Léyasi K cumu consonanti, L cumu consonanti líquia (r u l), lo que está entri paréntisis que puei u nu apaicel i D↑ ditongu crecienti.

A raís desta hórmula imus a entental comprendel los chambus i ocilacionis fonéticas desistentis entri e i i enas dos primeras sílabas en estremeñu. Pa ellu é cotehau albondus sabulugaris i pahi rihil regras nu mu efariciosas de entendel.

Polo heneral desistin secuencias vocálicas i-e i e-i que en estremeñu tiei cuatru solucionis: i-e, e-i, e-e, i-i. Cumu tenís sintiu, en estremeñu desisti una gran vacilación enas parabras que orihinalmenti fruhian los prefihus in-, inter-, ins-, dis-, des- ya que en estremeñu se dua en si son con i u con e, prenunciandu cuasique endistintaenti *disputa que desputa, *inhertal que enhertal. Inque nu desisti la llavi máhica que mos premita idil con seguráncia estu s’escrebi con e i estu con i pola retolá parabras que se puein arreparal acecionis, imus a entental desenlial esta rebuhiña pol mé los prencípius de asimilación i desimilación.

1) Las parabras que orihinalmenti gastun la secuencia i-e enas dos primeras sílabas pasan a e-e (prehifus inter- > enter-/entre-, in->en-, ins->es-, dis->des-). V. gr.: enterrumpil, entental, ententona, enquebrantabri, enmeyatu, destensión, emprental, especional.
2) Las parabras que orihinalmenti gastun la secuencia i-i enas dos primeras sílabas pasan a e-i (prehifus in->en-, ins->es-, di(s)->des- i otrus escomienzus). V. gr.: éndici, endical, estitutu, creminal, destinguil, defici, prencipal, cretical, deminutu.
3) Las parabras que orihinalmenti gastun la secuencia e-ie enas dos primeras sílabas pasan a i-ie (prefihus in->en- i otrus escomienzus). V. gr.: intierru, istiercu.
4) Las parabras que orihinalmente gastun la secuencia e-e enas dos primeras sílabas pasa a i-e (prefihu des->(d)is-). V. gr.: ispertal, dispensa, dispreciabri, disprestihial.

Toas estas nolmas siguin prencípius de asimilación (1 y 3) i desimilación (2 y 4), peru nu son válias pa tolas parabras, polque puemus ponel numerosus ehemprus que las contraigan, heneralmenti pol sel parabras de pocu usiu u pol simprienti sel parabras que enhamás esprimentun estas altereacionis. V. gr.: desterral, dísticu, entereza, especial, estendel, esteriol. Asín i tó, abemus de arreparal que los prencípius que rihin el vocalismu (sobritó el átunu) en estremeñu nu eha e sel el de la armonia vocálica.

miércoles, marzo 07, 2007

Sellus d'Estremaura

Esta vedi nu vos traigu denguna reflesión gramatical, sinu unas elustracionis, pa dali una mihina de imahin al blog, que tanta letra tamién hadi dañu a la vista. Una enhallaura que nu se ve tolos dias: sellus viehus de tema estremeñu. Asperu que vos cumpran, mentris que voi labutandu en nuevas reflesionis gramaticalis...

Trahi rihional (Badahó)

Torri el Buhacu (Cazris)

Semináriu de Badahó


Grabiel i Galán


Nacéncia el Estatutu estremeñu


Restus romanus la mergullá Talaverilla

Bimilenáriu de Norba Caesarina

jueves, febrero 22, 2007

Parabras que nu afechan la su vocal final

La tendéncia los estremeñus es afechal las vocalis e i o postónicas i las finalis, peru la verdá es que nu siempri aconteci asina. Sabin los que falan estremeñu que angunas parabras nu amenidan en –u ni en –i a la escontra e lo que pasa nangunas palras orientalis del astulionés ondi el afechamientu atañi a platicaenti tolas parabras, chascu el cántabru, peru con estu nu quiu idil tapocu que el estremeñu conselvi las desinéncias de los casus de acusativu latinu cumu aconteci en asturianu. Angunus autoris cumu Miguel Ángel Luengo afecha tó tipu parabras enos sus escritus. Enclusu el uniquitu autol que alvierti que nu tolas vocalis finalis son cierrás, Pablo Gonzálvez, afecha las parabras acabihás en –és en –ís (francís). Si queremus hadel gramática, abemus de arreparal que la analohia nu mos val pa uñifical los caraiteris la luenga deque se mos espeta una inregulariá hata el inti inorá. Pol esi mistériu es prehisu landeal en el usiu el estremeñu i sabel vel que, cumu tola luengas que án tiniu mas traición oral que escrebia, se á canteau mas pola regulariá, peru que nu siempri las inregulariais son arrebuhás cola bilma la analohia. Unu desus chascus es esti que estoi refiriendu, que nu tolas parabras en estremeñu afechan las sus vocalis en el acaberu. Imus a vel que parabras manifiestan esta “inregulariá” morfufonulóhica.
Horma masculina prural i neutra singulal el artículu atelminau. A la escontra e lo que puyera apaicel, a aceción dangunus puebrus ondi el afechi es sistemáticu tamién en esti tipu parabras —cuairanti el noroesti Cazris (Val de Xálima, Villamiel) i suroesti Salamanca (El Rebollal)—, en estremeñu lo nolmal es que se iga lo, los i nu *lu, *lus. Estu mesmu acontenci colas horma contratas colas prepusicionis en, pol i sin (eno/-s, polo/-s, sino/-s i nu *enu/-s, *polu/-s,* sinu/-s) i con el endefiniu en tolo i tolos i nu *tolu ni *tolus. Tapocu afechan enas hormas aglutinás deíticas cuandu se asiahan en metá la parabra: veloí, veloquí, velollí i nu *veluí, *veluquí u *velullí.
—La partícula enterrogativa átuna lo, horma proceenti e logo i que acabihó pol entificalsi con el artículu neutru, tapocu afecha la su vocal. Así se ebi escrebil lo qué, lo cuándu, lo cúmu, lo pol qué, ec. i nu *lu qué, *lu cuándu, *lu cúmu, *lu pol qué. Nu estanti, ena hórmula pi lu?, pol sel enclítica afecha la vocal.
—Los prenombris de complementu diretu e indiretu mos, vos, lo, los, le, les cuandu son proclíticus. V. gr.: Mos indirgó póndi eberiamus siguil; Huegai si vos aburrís; Lo queu ena encimera; Le truhu en cochi i nu *mus indirgó, *vus aburrís, *lu queu ni *li truhu. Las hormas con vocal afechá se gastan namás cuandu son enclíticas: indirgalmus, aburrilvus, quealu, traeli.
—El prenombri i conhunción que enhamás se escrebi ni leyi *qui. V. gr.: Qué alabán de profesoris viein pacá!; Lo qué andas mermurandu?; Sabei que enhamás vos é traicionau.
—Conhuncionis acabihás en –que. Estas conhuncionis son asinque, polque, paque, inque, manque, desque, deque i decaque. Estas parabras nu afechan enhamás la —e final, asinque cúdisi de nu escrebil *Polqui semus dos u *Dequi chegó namás sabi guarreal a la henti.
—Las palabras acabihás en e i o tónicas. Estas finalis puein sel -é, -és, -el, -ó, -ós i -ol. V. gr.: purtugués, balumpié, café, tenel, babatel, mó, tós, vapol, caracol.
—Las entrehecionis i ciertas parabras que huncionin cumu talis. Entrehecionis cumu coile, co, recónchile, ho, ole, tate, so nu afechan enhamás la vocal final. Alogo parabras que nolmalmenti son sustantivus, ahetivus u verbus deque huncionan cumu entrehecionis amenidan en –e i –o: coño!, chacho!, leche!, tente!, arto!, vale!

miércoles, febrero 21, 2007

El usiu la "d"

La quinta letra sigún el arfabetu estila arreprehental el fonema /d/ siempri en pusición esplotiva i ralaenti entrevocálica. Puei hormal el grupu dr peru nu *dl. En el chascu en que esté al escomencípiu la parabra i en diendu preceia puna aspiración, arreprehenta el fonema /θ/: mas desu [má: θésu]. Inque risurti efariciosu idil óndi es que se gasta d i óndi nu en estremeñu, quidiás vos puean ayual a nu dual tantu estas cencillas regras, ya que nu siempri se escambaha la d ni nu siempri se pon.

Se escrebi con d- lantera:
—Namás los prefihus di- (alumorfu de-) i dis- (alumorfu des-) etimulóhicus i las parabras, polo heneral, que encetin pol d- siguia e cualisquiá vocal acetu e. V. gr.: difici, deviil, deviil, divelsu, descurpa, daleal, diriqueal, dotol, dua, dientista, dios. Las parabras que vacilan entri des- i es- es preferibri escrebilas sina d, acetu naquellus chascus enos que enhamás se dua. V. gr: esgalazal, escalabraura, esnual, esmayau, peru nu descánsiu, ya que el verbu descansal fruhi d-.
—Los prenombris/ahetivus dambus i dengunu.
—Las crasis la prepusición de mas atelminanti, prenombri u alvérbiu. V. gr.: del, dunu, della, daquel, dangunus, dantis, duguañoti, dondi.
—La prepusición de preceia e consonanti, vocal larga, ditongu u vocal tónica. V. gr.: escapás DE, reventá DE trebahal, vie DE mercal. A la escontra, si le precei una vocal brevi i la prepusición nu contrai cola parabra siguienti, nu se escrebi la d. V. gr.: un pocu e vinu, cachu e higu, dia e bureu, peru nu vivi Dangunus mesteris, ondi la d á contraiu cola siguienti parabra.
—El prefihu des- proceenti e ex-, acetu deque esini al ex- latinu con el sintiu e «argu que á siu i á ehau de selu», cumu es chascu e esalcardi. V. gr.: desamin, desaherau, desimilsi.
—Los monusílabus, acetu la prepusición de enos chascus ya vius: dies, dos, dau, deu, dai, dios.
Hueraparti desisti un gran númiru parabras que namás con el usiu se sabi si fruhin d lantera u nu: dehalamiu, deleción, descrebil, desque, delabón, demuación, ec.
Se escrebi con -d- entrevocálica
—Las parabras conselvás proceentis la antígua z sonora: hadera, idil, adeiti, redal, redeta, codina, hadel.
—Alantri ditongu. V. gr.: aduana, condiós, hudaicu. Nu estanti, la d siguia e ditongu esmienzau pol idi— pasa, polo heneral, a y. V. gr.: meyudia, estuyu, inrayal. Aceción son dios i los sus derivaus.
—Parabras compuestas pol prefihación ondi la orihinal fruhiá d- lantera: redoblón, adutrinal, supidotau.
—Parabras de usiu mas curtu u ténnicu cumu adiposi, ipidulia, redentol.

lunes, febrero 19, 2007

Lusismus en estremeñu

Atualmenti, deque me va vagandu, voi landeandu pol lésicu estremeñu los lusismus que abemus. Es polo plontu arriehau asigural si la lista parabras que agora espongu son lusismus al 100%, polque cumu bien sabís risurta efariciosu deferencial entri lusismus, lionesismus i ocientalismus. Una parabra cumu mángria, bien puyera sel lusismu e mangra (lat. macŭlam), peru la epéntisi de yod mos idi que se trata dun lionesismu. Una parabra cumi fárria mos hadi dual. U mesmaenti la parabra millu que puyera apaicel un craru lusismu vemus que s'enhalla en tol domiñu asturianu, polo que se trata dun ocientalismu. Con tó, asperu que la lista que acontina seya una referéncia nu e lusismus sinu e posibris lusismus. Aseñalu con una estrellina (*) aquellus télminus que arreparu cumu posibris ocientalismus i con dobri estrellina (**) los que puyeran sel lionesismus i con tripri (***)los posibris arcaismus. Asperu que poquinu a poquinu vayemus aumentandu esta carrahilera parabras colas que vaigais suhiriendu.

(a)fechal. tr. Cerrar. Port. «fechar»; Esp. «cerrar».
(a)fechau. adj. Cerrado. Port. «fechado»; Esp. «cerrado».
*abafalsi. pronl. Hincharse un producto por corromperse. Port. «abafar»; Esp. «avahar».
agridú. adj. Agridulce. Port. «agridoce»; Esp. «agridulce».
alabán. f. Montón de cosas o personas. Port. «alabão».
alfusa. f. Cantarilla. Port. «alfusa».
arañón. m. Arañazo. Port. «arranhão».
arrepiu. m. Escalofrío. Port. «arrepio».
***arvilla. f. Guisante. Port. «ervilha»; Esp. «arveja».
**bagu. m. Grano, semilla, gajo. Port. «bago»; Esp. «grano».
bamburral. m. Lugar poblado de malas hierbas. Port. «bamburral»
bandallu. m. Lío, revoltijo. Port. «bandalho».
barrañón. m. Dornajo. Port. «baranhão».
bi(s)naga. f. Objeto largo, como un palo, un tubo, etc. Port. «bisnaga»; Esp. «biznaga» (planta).
bi(s)nagu. vid. → bi(s)naga.
***buracu. m. Agujero. Port. «buraco»; Esp. «buraco» (DRAE vulg.).
*cabu. m. Empuñadura, mango. Port. «cabo»; Esp. «cabo» (DRAE: cabo. 3 acep.).
cagazu. m. Miedo. Port. «cagaço».
cañafoti. m. Saltamontes, langosta. Port. «gafanhoto».
canga. f. Yugo de las caballerías. Port. «canga»; Esp. «yugo».
carrucha. f. Carreta, carretilla, carro. Port. «carroça»; Esp. «carroza».
casullu. m. Vaina del trigo u otras plantas. Port. «casulo»; Esp. «vaina».
chanu. m. Suelo. Port. «chão»; Esp. «suelo».
cheral. intr. Oler mal, heder. Port. «cheirar»; Esp. «heder».
cheru. m. Hedor. Port. «cheiro»; Esp. «hedor».
chial. intr. Chillar. Port. «chiar»; Esp. «chiar».
choca. adj. Clueca, llueca. Port. «choca»;Esp. «llueca».
cinória. f. Zanahoria. Port. «cenoura»; Esp. «zanahoria».
*coruha. f. Lechuza. Port. «coruja»; Esp. «lechuza» y «coruja».
cotubillu. m. Codo en la pata de ciertos animales, especialmente el cerdo. Port. «cotovelo».
cutuvia. f. Cogujada. Port. «cotovia»; Esp. «cotovía».
estalache. m. Puesto, establecimiento. Port. «estalagem»; Esp. «estalaje».
fárria. f. Juerga, jarana. Port. «farra»; Esp. «farra».
fechaura. f. Cerradura. Port. «fechadura»; Esp. «cerradura».
fonil. m. Embudo. Port. «funil»; Esp. «embudo».
fradiñu. m. Carilla. Port. «fradinho».
frihón verdi. m. Judía verde. Port. «feijão verde»; Esp. «judía verde».
**frihón. m. Fréjol. Port. «feijão»; Esp. «fréjol».
fural. tr. Hurgar. Port. «furar»; Esp. «hurgar».
gallu. m. Gajo. Port. «galho»; Esp. «gajo».
gomu. m. Gajo. Port. «gomo»; Esp. «gajo».
heitiu. m. Forma, apariencia, aspecto. Port. «feitio»; Esp. «aspecto».
herreñu. adj. Fuerte, férreo, tenaz. Port. «ferrenho»; Esp. «férreo».
herrón. m. Aguijón. Port. «ferrão»; Esp. «aguijón».
lérias. f. pl. Tonterías, mamarrachadas. Port. «lérias».
margullil. tr. Sumergir. Port. «mergulhar»;Esp. «sumergir».
margullón. m. Sumersión. Port. «mergulho»;Esp. «sumersión».
martés. adj. Maleante, golfo. Port. «maltês»; Esp. «maleante».
**mazaroca. f. Mazorca. Port. «maçaroca»; Esp. «mazorca».
**mial. intr. Maullar. Port. «miar»; Esp. «maullar» (DRAE: miar. c. p. us).
miñoca. f. Lombriz de tierra. Port. «minhoca».
peba. f. Pipa, hueso de ciertas frutas. Port. «peba»; Esp. «pipa».
perda. f. Pérdida. Port. «perda».
picanzu. m. Alcaudón. Port. «picanço»
picapés. m. Martín pescador. Port. «pica-peixe».
puelmi. m. Masa, mezcla pastosa. Port. «polme».
rabaceru. adj. Goloso. Port. «rabaceiro»; Esp. «goloso».
raferu. adj. Goloso. Port. «rafeiro»; Esp. «goloso».
ramahu. m. Escoba de gamarza. Port. «ramalho»
renti. loc. prep. A renti de. A ras de, cerca de. Port. «rente a»
repial. intr. Dar vueltas, girar. Port. «repiar».
repiau. adj. Tonto, loco. Port. «repiado».
repión. m. Peonza. Port. «pião».
rola. f. Tórtola. Port. «rola».
sape. interj. Zape. Port. «sape»;Esp. «zape».
sófrigu. adj. Impulsivo, impaciente. Port. «sófrego».
***trocu. loc. adv. A trocu de. A cambio de, con tal de. Port. «troco»; Esp. «trueque» (arc. trueco).