sábado, abril 14, 2007

Luenga estremeña=via dantañu?

«En la actualidad, entre los cultivadores de la poesía popular, que es aquella que transmite sentimientos, belleza y emociones en lenguaje convencional para llegar con más facilidad al corazón del pueblo y no pretende resolver problemas teológicos o filosóficos perdiéndose en un bosque de enciclopedias y diccionarios buscando la palabra exacta, detrás de los clásicos Gabriel y Galán y Luís Chamizo…»

Letoris, lo que se escuendi tras esus puntus suspensivus es tol alabán de escribioris que se án eicau a solenidal el estremeñu endi una almiración tan prehundaenti costumbrista, populal i roceandu en muchus los chascus lo vurgal que pahi uguañoti emposibri nu sacal de la sahurda a la muestra palra hidiendu cosas destintas, sinu palral del estremeñu cumu luenga anquilosá, rehumbrosa, ensotá i autista. Un autismu seculal ondi endi el própiu estremeñu se mira al ombrigu la socieá estremeña dantañu, premoviendu un beatus ille saboriu, buhiu e la tennulohia.

Las parabras arriba arrecohias pretenecin Luis Martín Terrón, que nu con pocu atinu mos palra duna literatura en estremeñu endi el puebru i pal puebru. Esta es la ehrácia de los muestrus escrebioris, que nu son escapás de redatal una narrativa sin sel costumbrista, una puesia sin sel bucólica: asinque deque las nuevas heneracionis mos atrevemus a destierral de estiercu al estremeñu, pulilu i dali otrus hormatus que rehuyin desi empadinamientu i esi hastiu que prevoca leyel la ehrácias dantañu, semus creticaus. I es que ondi mas marramus quien mos eicamus al curtivu el estremeñu es el crial una crara relación entri luenga estremeña i via dantañu.

El espíritu estremeñu se pahi muchu al latinu: estoicu con regustu pola rilihión i los mós arcaicus. El pobrema es que muhotrus nu alabamus dengún pasau groriosu, polque el risurtau es enluhalu entavia mas. Tolo escritu en estremeñu (polo menus de lo que tengu costáncia), que nu seya traución, se quea ensotau en el sigru pasau. Enclusu lo que se escrebi en prenu sigru XXI tamién retrata los atollaerus de los muestrus agüelus. Esa mores maiorum concalecia enllena de sufrición i sumisión, cumu si huera una moral de escravu, i que los propius mayoris ódian es la que retratais enos vuestrus velsus i ena vuestra prosa? Esi pasau es el que querís tresmitil? Esi es el muelu que abemus de siguil u del que abemus de huyil? Al estremeñu que los muestrus literatus retratan es un estremeñu acobardau colporalmenti, hollau moralmenti i endeferenti con tolo que aconteci al su arreol. Estamus atomidaus, suzalachaus hata la mínima entiá el endivídu, ondi runchal pola comuniá nu horma parti desa mores. Nel hondón semus cumu esus griegus arrecohius enas sus polis sin consieral la uñión entri ellas mas dispuestus a cuental las deferéncias que los pahius, peru endrentu el marcu e la moral escravista-estoicista-cristiana.

Esi muelu e ombri nu mos sirvi, señoris escrebioris. Esa literatura, lehotis la escasa estética que puea tenel, amarguhea, chilria pola farta orihinaliá: lo cúmu va a enteresali al puebru los «problemas teológicos o filosóficos» si cola vuestra literatura nu muestrais ni una mihirrinina lo qué es esu? Cúmu va a volucional el estremeñu sin trataus científicus, sin reflesionis filusóficas, sin barruntaeras críticas?

Afortunaenti, ai de quien piensan en el pramatismu la luenga i lo que ella da de sí i nu se ensota en retrospetivas negrúcias, colos ohus puestus al huturu, hechandu manu los meyus enhormáticus i las posibiliais tennulóhicas. Ai henti que trebaha en traucionis de pogramas enhormáticus, que trebaha en traucionis de piniclas, vídius musicalis, séris, que hadi espricoteus luenguísticus, que escrebi gramática, comentárius, ponéncias, reseñas, traucionis de librus, que cuerga na redi parabrerus pa que lleguin a tol mundu i tó estu empreandu el estremeñu. Es otra horma e rivivil la muestra palra, sacándula desi escuru pozu ondi muchus precuran hundeal con ella. Á llegau el momentu e la endina tennulóhica.

viernes, abril 13, 2007

Humarera i porvarera

Imus a vel qué tipu sufihu es el que posei estas dos parabras i pol qué. Los castellanistas idirán que es una varianti fonética el castellanu humareda i polvareda al respetivi, ya que posein un sufihu de orihin latinu: –ētă, acusativu prural neutru de sustantivus acabihaus en –etum. Esti sufihu es empreau pa desinal lugal ondi creci un atelminau arbu u pranta, inque en estremeñu se prifiei –al: melonal, tomatal, castañal, deredal, yerbazal, forrahal, robredal, haramagal, habal. Inque, cumu igu, en estremeñu pol trunfal –al seya pocu conociu, sí es ciertu que se espeta nangunas parabrinas: alamea, arbolea, alisea. Nu estanti la atención quiu atraela pa las parabras humarera i porvarera. Los acaémicus la RAE arrecohin el morfu –areda cumu varianti de –edo, peru esu es mu descutibri, puestu que la parabra polvareda tiei cumu raís polvar- (lat. pulverem) i humareda quidiá se trati dun analogu pol vedi humarada. La custión es que en estremeñu, estas dos parabras muestran un sufihu –era que abemus de arreparal tres posibiliais:
a) Que se trati dun chascu de rotacismu pol asimilación, argu frecuenti e pol sí en estremeñu: parcarta, parorama, teraraña, parabra. Asín estas dos parabras pol ofrecel una r entrevocálica á hechu que chambi la d a r.
b) Que se trati dun chascu de analohia pol otra parabras tamién acabihás en –era.
c) Que se trati e dos parabras que án siguiu la lóhica la compusición estremeña pol mé el sufihu e cantiá –era cumu palera, trebahera, cansera, huguera.
Yo pa mí que nestas dos parabras en concretu, porvarera i humarera, nu desisti asimilación, sinu que la sufihación respeta el sintiu e cantiá u retolá que aconlleva –era. La primel radón que me lleva a pensal estu es que –ea propiaenti hadi referéncia a cantiá peru de prantas univocaenti, sigún los sabulugaris que en estremeñu abemus acabihaus asina. Que esti fenóminu nu apareza namás en estremeñu mos hadi dimbrealmus, peru me pahi pocu pobabri que se prouza rotacismu duna d entrevocálica que en estremeñu estilal escambahalsi risurtandu -eda > (-ea >) -era.
Sedrie correutu creyel, sigún me pahi, que estas dos parabras posein sufihu -era, nu cumu analohia ni asimilación, sinu polque es el mesmu -era de parabras cumu troncunera u hartera.

miércoles, abril 11, 2007

Valdelacalzada en flor '07

Quién idia que Estremaura namás ain hesas? Mirai cúmu estrumpi la Primavera en Valdelacarzá...









martes, abril 10, 2007

LA ENDETELMINACIÓN DE «PAÍ»: LA POBREMÁTICA ORALIÁ/ESCRITURA

Desisti muchas hormas pa marcal la endetelminación en estremeñu, heneralmenti pol mé los hucheaus endefinius, talis cumu dengunu, angunu, mesmu u quinquiá. Peru una costrución própia que abemus es pol mé el alvérbiu paí. Propiaenti hablandu, el alvérbiu paí es una crasi entri pa + aí que es el correlativu la locución castellana por ahí.
Tiei muchus usius, destancandu el deíticu, sigún estilan los alvérbius de lugal i tiempu, peru con el matís de endetelminación que entrouci la preposición pa, a la escontra de pol, que atelmina.
En estremeñu nu es lo mesmu pol aí que paí, prencipalmenti deque se uñin con verbus de movición. Mesmaenti, asiahándumus ena pramática el usiu destus alvérbius, vemus que quien iga «Los dagalis van pol aí» aseñala con el deu pondi los dagalis, en efeutu van, peru si ihiesi «Los dagalis van paí» hadi señas cola manu de alehación polque se desconoci póndi u ándi van. Estu trauciu nun testu, cualisquiá letol estremeñu se cata densigia e que son cosas bien destintas pol aí que paí.
Peru nu imus a paralmus agora con custionis la pramática destas dos hormas alverbialis en el su empreu deíticu, polque aberíamus que contrastalas con otras hormas analogas cumu pallí u pallá, custión que me gustarie palral en algotru artículu. Mos imus a central mas mehol ena endetelminación que es escapás de entral en una oración el alvérbiu paí i vedremus las comutacionis paradimáticas, sin escudial las sintamáticas, asina cumu tamién los matidis desistentis i la su costrución.
Paí afilmamus de sel un alvérbiu, peru nu participa del verbu la mesma horma na oración que u ara. Abemus de encetal ihendu que el su atihu posei mayol repoténcia en relación con el sustantivu al que endetelmina que con el verbu propiaenti ichu. Veamus un sabulugal: «Me lo ihu una muhel paí sin yo conocela.» Aquí el alvérbiu acupa el asiahamientu atrasinu el sustantivu, sigiendu el ordin lóhicu desti tipu frasis en estremeñu. Aina paí, pol supuestu que atañi al verbu i afeta a la su senificáncia, peru la endetelminación cai mas sobri el suhetu la oración «muhel».
Si el palranti huesi quiriu que la endetelminación se sostribara nel verbu, huesi idiu «Me lo ihu paí una muhel…». Aquí es posibri palral de endetelminación del verbu, en tantu moificaol verbu que es el alvérbiu, peru si lo tomamus con el su valol locativu u temporal, podríamus arreparal que tiei cierta endependéncia si esi mesmu alvérbiu lo acolocamus al eníciu la oración «Paí me lo ihu una muhel sin yo conocela».
Es prehisu, pol tantu, cohel esti alvérbiu con pinzas, polque está entri sel alvérbiu u partícula oracional moificaora. Naidi va a negal el valol alverbial desta parabra, peru la moviliá i lo facilmenti que hadi chambal el sintiu la oración sigún el su asiahamientu adrentu desta mos lleva a repranteal la su hunción, pol otru lau nunca enantis estuyá.
Enas comutacionis verticalis afilmamus que es entrechambabri pun endefiniu. Peru, atente, se puei chambal si el alvérbiu sucei al sustantivu al que endetelmina, polque si le precei nu almiti chambu al menus que seya perifrásticu. En el sabulugal anteriol, ena primel hormulación que hidimus la oración, puemus chambal el alvérbiu pol cualisquiá: «Me lo ihu una muhel cualisquiá sin yo conocela.» Peru nel segunderu chascu, pol escambahal el su valol endeterminativu pal sustantivu i rafilmalsi la su entiá cumu alvérbiu ya es emposibri mualu pun endefiniu.
Agora chambemus el sustantivu muhel pun prenombri i comutemus aquellas parabras que lo prehisin: «Me lo ihisti tu paí sin yo conocelti». Hueraparti el que puyera sel el contestu, el paí aquina cobra otru sintiu, mas celcanu al valol alverbial própiu, ya que nu cohi endetelminación con un suhetu al que se conoci.
I lo qué pasarie si lo chambamus pol prenombri atelminau unu? Veloí: aquí sí premiti comutación «Me lo ihu unu paí» i «Me lo ihu unu cualisquiá». Es evienti, pol tantu, que la endetelminación de paí nu hunciona endependientienti la parabra, sinu que el su valol chamba en chambandu el sustantivu u prenombri.
La custión es: desisti anguna deferéncia entri idil «Me lo ihu una muhel paí» i «Me lo ihu una muhel cualisquiá»? La verdá es que sí, polque paí tiei unas conotacionis que cualisquiá nu. A esti alvérbiu nu puemus negali la su orihinaliá drentu la palra oral cumu tolo que podriamus consieral henuinaenti estremeñu, ya que de estremeñu escrebiu apeninas llevamus 100 añus sin arreparal en tolo que se ebi queal ena oraliá i tolo que se ebi trasliteral ena escritura. Quidiá albondus moificaoris la habla se quein paí perdius si en esi fonil que empreamus los que escrebemus en estremeñu nu premitimus que se trescuelin.
Mas dunu se espantarie deque vidu a Pablo Gonzálvez rivindical una parti el lésicu agrícula i ganaeru pa escrebil una gramática: naidi ihu que lleval el télminu antuñal a la escritura i dali el sintiu henéricu de adotal, lehotis la lana las ovehas u la cascárria los gurrapus, huesi faci. Peru veloí, quien escrebimus en estremeñu gastamus esta parabra, conociendu las conotacionis ganaeras el télminu, pol vedi adotal i nu pol ellu mos avehinamus ni lo usamus incorreutaenti.
Tapocu veu la deferéncia entri el casullu duna colmena i el duna tabla hecha con el ordenaol, pos dambas las dos son celdas.
Pos esta es la suerti que ebi correl el alvérbiu paí, gastau de continu na oraliá peru marhinau pol tolos que escrebimus en estremeñu. Qué huera siu la prosa griega si huesin hundeau con tolos moificaoris i partículas típicas la oraliá que se prehentan pol cientus en cualisquiá testu escritu! Andamus trebahandu puna prosa en estremeñu que prehisa destus elimentus, peru, cudiao, nu vaigamus hidiendu lo que muchus hadin, cofundil la oraliá cola prosa, hidiendu desta el mas coloquial los testus enllenándula con ensurtus, incorrecionis, contraidionis… escrebiendu mas diálugus de tabelna que prosa correuta (i ondi igu prosa, cohi lo mesmitu el velsu, polque tamién anda arrengau pol pesu dun mal empiqui los puetas estremeñus a hadel trascricionis dun diálugu estremeñu paluspués dil ihendu que velsifican el estremeñu).
Eberiamus restrinhil el lésicu estremeñu ena escritura? Supiendu que si se escrebi puesia cudiandu de escrucal bien las parabras que se emprean, vehilandu e nu indirgal parabrus cumu saharrahal en meyu duna compusición bucólica u télminus cumu mollera pol vedi idil caeza muestrarie tenel conocéncia la riqueza el lésicu estremeñu i conocéncia tamién de cúmu ebi manuhealu sin queal espantahus literárius.
Quidiá unu los mayoris pobremas que se le prantea a quien pretendi dinifical el estremeñu pol mé la su escrebiura, sin pecal de corrutus ni vurgal en el sintiu mas peyorativu la parabra, es destingil unu mesmu pun lau i hadel destingil a los letoris pol otru que nu tolas parabras val ni tolos sus usius son los correutus hormi al contestu.
Nu ebemus sigil porfionis un decoru verbal ena escritura, polque si nu acabiharíamus cola libertá la luenga, peru sí igu que abemus tenel cudiau de que nu tolas parabras se premitin ni tolas parabras son sinónimas. Tol mundu sabi que nu es lo mesmu mieu que cagazu, hueraparti e que en estremeñu el mieu se tiei i el cagazu, entra, peru pol atorrullamientu nesi prehisu inti la henti idi *entral mieu i *tenel cagazu, peru endi la distáncia, cumu filulogu, lehotis el mieu u cagazu que puea tenel, tengu el ebel de avisal al que escrebi que gasti la espresión tenel mieu i entral el/un cagazu i nu arrevés. Con esti sabulugal quiu idil que ya que runchamus pola conselváncia el estremeñu, runchemus nu cumu dialeutulogus ­­–gran marru la mayoria- peru tapocu cumu inorantis, sinu con un critériu filulóhicu i racional. I al que le duelga la mollera pol estu que igu es polque le á caiu encima cumu un sacu piensu, peru si le dueli la caeza, sedrá quidiá de aburrición. Aholá que a naidi le duelga ná.