domingo, diciembre 14, 2008

Escritura prepusión "de"

Ena revisión desti añu la Ortografia, en viendu la cantiá pobremas que prevoca nel escrebieru la prepusición "de", m'á paiciu opoltunu simprifical el su usiu namás colas holmas "de" i "d'", es izil, imus a prescindil la varianti "e". Bemus dehuyiu de la fonética sintática en favol duna escritura mas crara.


 106. Esta es la más problemática de las preposiciones en extremeño en lo que respecta a su plasmación en el texto escrito, ya que en la lengua hablada unas veces sufre aféresis de su consonante, otras elide la e, otras forma crasis y otras directamente se omite. Para determinar su escritura o no, ténganse en cuenta los siguientes principios sintácticos orientativos.
Se escribe de o d’ ante vocal:
a) Al encabezar un complemento circunstancial: Vieni de la piscina «Viene de la piscina»; Un engressu de várius días «Un ingreso de varios días»; Una carrera de muchu sacrifíciu «Una carrera de mucho sacrificio».
b) Al introducir un complemento de régimen dependiente del verbo: Izi de montal una impresa «Está hablando de montar una empresa».
c) Al introducir un complemento adyacente partitivo (una mihina d’áugua «un poco agua», un cachinu de turrón «un trocito de turrón»), de precio (chicli da duru «chicles de a duro») o cuando le precede un monosílabo (la muchacha, la de la Sílvia, afinal s’á sacau el calné «La muchacha, la hija de Silvia, al final se ha sacado el carné»).
d) Cuando significa desde. V. gr.: Trebaha de pola mañana hata pola nochi «Trabaja desde por la mañana hasta por la noche».
e) Al introducir oraciones subordinadas de infinitivo. V. gr. Estamus hartus de vivil con tantu ruiu «Estamos hartos de vivir con tanto ruido»; De nu estal mu acobardau, quiziá vaigamus al cini «De no estar muy cansado, quizás vayamos al cine».
f) Formando locuciones. V. gr.: de continu «continuamente», del tó «del todo», de plontu «de pronto».
No se escribe, en cambio, en los complementos adyacentes de:
a) Posesión. V. gr.: la casa la Laura «la casa de Laura», la via las holmigas «la vida de las hormigas». Se excepciona si el complemento adyacente comienza por vocal y no lleva artículo, en ese caso se permite el uso de la preposición: Una calli d’Atena «una calle de Atenas».
b) Materia. V. gr.: el vasu cristal «el vaso de cristal», el muru ladrillu «el muro de ladrillo».
c) Contenido. V. gr.: la harra cervécia «la jarra de cerveza», un pratau lentehas «un plato lleno de lentejas».
d) Expresiones interjectivas del tipo el carahu el niñu «el carajo de niño» o qué ascu via! «¡qué asco de vida!».

 107. Hay que tener en cuenta que la presencia de la preposición puede deberse a una pausa en el discurso, algo que también se ha de ver en la escritura. V. gr.: Seña la malotia el climi, de la tossi la serva «Señal de la enfermedad del clima, de la tos de la selva».


 108. Asimismo es preciso tener cuidado con la aparición o no del artículo en el sintagma, ya que su presencia a menudo supone la ausencia de la preposición. Esto ocurre sobre todo en los regímenes de locuciones adverbiales como en enantis la meyudia «antes del mediodía», pero enantis de llegal la meyudia «antes de llegar el mediodía» o enantis de que llegara la meyudia «antes de que llegara el mediodía».

Vos recuerdu qu'el prencipal pobrema nel escrebieru es d'orihin sintáticu, nu fonéticu. Dessisti una crara destinción entri izil "música Grécia" i izil "música de Grécia". Nel primel chascu mos alcuentramus anti un casu de henitivu, es izil, el sintama "música Grécia" es lo mesmu qu'izil "música griega". Nel segundu chascu el bichu es ablativu, es izil, lugal de proceéncia, assinque "música de Grécia" equival a izil "música que vien de Grécia" u "música qu'es de Grécia". El primel sintama respondi a la pregunta qué música? -la música Grécia = la música griega; el segundu bicha a la pregunta la música dóndi? -la música de Grécia = la música dondi Grécia. Arreparai nestas custionis quandu escrebais.

lunes, diciembre 01, 2008

El usiu la S

El testu qu'acontina es un cachinu sacau la Ortografia revisá del presenti añu.

42. La letra s representa dos sonidos según su posición. En posición explosiva representa el fonema fricativo alveolar sordo /s/ en palabras como selvíciu «servicio» o alfeissán «alubia». En posición intervocálica representa el fonema fricativo alveolar sonoro /z/ en palabras como casa «casa», guisal «guisar» o los otrus «los otros» . En cambio, cerrando sílaba, representa en la mayor parte de los casos la aspiración débil de mesmu «mismo», rescucialsi «atildarse» o tós «todos».


 43. A comienzo de sílaba no supone mayor problema , pero, sin embargo, cerrándola ocasiona numerosos conflictos, ya que su etimología es muy dispar, procediendo de letras tales como la s, z, c, x, etc., normales en esta posición en otras lenguas y dialectos romances.
 A pesar de la problemática que existe con esta letra a final de sílaba, símbolo de la aspiración débil, existen algunos principios según los cuales es posible regular su uso. 

44. Se escribe con s simple:
a) Comenzando sílaba, en posición inicial absoluta y en interior de palabra procedente de -s- o -ns- intervocálicas latinas o de -x- vocalizada: sangri «sangre», sueru «suero», casa «casa» (lat. casam), mesa «mesa» (lat. mensam), mesis «meses» (lat. menses), máisimu «máximo» (lat. maximum).
b) Cerrando sílaba, delante de cualquier consonante. V. gr.: esborral «borrar», ascapi «a escape», escelebral «descalabrar», eschangau «estropeado», asfissial «asfixiar», esgalichau «desgalichado», assoslai «de soslayo», esmiahal «desmigar», desnatau «desnatado», ispiertal «despertar», pelitasqui «pergeño», israelín «israelí», astratu «regaliz», disyuntivu «disyuntivo».
c) A final de palabra formando el plural regular. V. gr.: coloraus «rojos», crús «crudos», nochis «noches», los icionárius «los diccionarios», los sus ordenaoris «sus ordenadores».
d) Palabras de singular acabado en aspiración cuyo plural sea -sis o -zis . V. gr.: dios-diosis «dios-dioses», martés-martesis «maleante-maleantes», pas-pazis «paz-paces», nues-nuezis «nuez-nueces».
e) Otras palabras acabadas en aspiración. V. gr.: menus «menos», empinarrabus «alzacola», aluspués «después». Los adverbios como siempri «siempre», quanti «cuanto», quiziá «quizás», mientra «mientras» o altonci «entonces» permiten la adición de una s final —siempris, quantis, quiziás, mientras, altoncis—.

45. Se escribe con s doble:
a) En interior de palabra, en posición intervocálica procedente de -ss-, -rs-, -ls- o -x-: passión «pasión» (lat. passionem), convessación «conversación» (lat. conuersationem), insussu «insulso», dessihil «exigir» (lat. exigĕre). 

b) En los sufijos de femenino -issa y -essa: condissa «condesa», profetissa «profetisa», poetissa «poeta», prencipessa «princesa».


c) En palabras derivadas y compuestas recientemente cuyo prefijo o primer elemento termine por vocal: pressinalsi < pre- + sinu «persignarse», asseñalal < a + señalal «señalar», ressartal < re- + sartal «resaltar», rompissacu «rompesacos».
 
 46. A pesar de no pronunciarse en ciertas ocasiones la -s a final de palabra, ora por el contexto en el que se halle (delante de las letras f, h o c~ç, ensordeciendo a las consonantes b, g o d o en posición final absoluta), ora por el hablante, quien según las zonas tiende a eliminar la aspiración a favor de un desdoblamiento vocálico, en la escritura ha de escribirse siempre. V. gr.: Los mis higuinus «mis higos», las pebas las granás «las pipas de las granadas».


47. No se escribe s:
a) Sustituyendo el primer miembro de los grupos cultos -bt-, -bv-, -ct- (-cc-), -gn-, -pt- (-pc-) ya que estos grupos en unas ocasiones simplifican en -t-, -v-, -t- (-c-), -n- y -t- (-c-) respectivamente o diptongan en u o en i . La pronunciación castellanizada que tiende a aspirar el primer elemento de estos grupos origina problemas en su escritura. V. gr.: otenel «obtener» y no *ostenel, suvención «subvención» y no *susvención, óviu «obvio» y no *ósviu, atol/aición «actor»/«acción» y no *astol ni *asción, inoranti «ignorante» y no *isnoranti, otal/oción «optar»/«opción» y no *ostal ni *osción, caraiti y no *carasti, ni *carati, dialeutu y no *dialestu. Sólo se permite su uso ena escritura de rasgos dialectales.


b) A final de palabra, por lo general, cuando ésta es llana o esdrújula. V. gr.: brindi «brindis», sintassi «sintaxis», Peri «Pérez», Aristóteli «Aristóteles», hénesi «génesis». El plural se forma regularmente añadiendo s: las sintassis, los Peris, las hénesis.


sábado, noviembre 22, 2008

Segunda eición la Ortografía

Nesti passau veranu anduvi revisteandu la Ortografia arreparandu naquellus puntus que resurtaban enteosus u bien añiyendu endirguis que puean ayual al escrebieru el estremeñu. Asperu ya plontinu subila a la Redi, peru, mentris, quiu dal un anticipu sobri aquellus espetus qu’án muau pol mé la bitácora pa vusotrus opinal al respetivi. 
Esti, veloquilu, es el prólogu a la segunda eición.

 En vistas a la acogida que ha tenido la Ortografía en este pasado año por parte de aquellos que se inician en el aprendizaje del extremeño y de la divulgación libre que ha tenido por la Red, me he visto obligado a subsanar algunos errores, aclarar algunos puntos y simplificar formalmente otros de acuerdo con las dudas y problemas planteados. 


 Sin alterar la estructura interna de la ortografía, se han suprimido puntos tales como la escritura de los elementos compositivos de origen grecolatino o la aféresis de la preposición de, por no resultar verosímil extender el mecanismo sobre la formación de compuestos a aquellas palabras de uso técnico y culto, lo primero, y por resultar demasiado complicado el uso de cuatro formas para de: de, d’, e y ø, lo segundo. 

 En lo que respecta a las modificaciones en las reglas, cabe señalar el uso de s delante de b, d, g, f, c~ç y h en interior para palabras que en la primera edición recomendábamos escribir con f, c~ç y h respectivamente tras comprobaciones fonéticas sobre estos grupos. Lo natural resulta, pues, escribir desbalagal, desdentau o esgalamiu y no *defalagal, *decentau o *ehalamiu, asfíssii, escelebral y deshondonal y no *afísii, *ecelebral o *dehondonal.
 
 Se completa el uso de los diacríticos con la aplicación a los parisílabos en -n para la distinción de número—dessamin/dessámin— y en la pronunciación de hiatos que puedan suponer problemas de significado —traición/traïción (tradición) —.
 
 De especial interés es la incorporación del dígrafo ss para representar en la escritura la oposición fonética /s/ y /z/. Continuando la línea de otras lenguas romances que conservan en la escritura esta distinción y sirviendo de correlativo para /θ/ y /ð/, se introduce en la escritura la oposición entre s/ss en el mismo nivel que c~ç/z, por tratarse de un hecho fonético evidente. Así pues, se considera oportuna la escritura de casa, mohosu, dessaheral y passal

 Otro rasgo recuperado en la escritura es el uso de qu ante las vocales a y u de idéntica manera que gu: quaira, quasi, propínquu antes *cuaira, *cuasi y *propíncuu.

 Se ha añadido un pequeño apéndice sobre la escritura de rasgos dialectales del extremeño, distinguiendo entre históricos y los más recientes como la lenición influjo de las hablas meridionales y las modificaciones que existen en las zonas y generaciones más castellanizadas. Con el fin de reflejar en la escritura cuando sea conveniente un fenómeno tal como la aspiración de /z/ o la de los grupos cultos, hechos marginales a la norma, se ofrecen las grafías más recomendables para cada caso. Aquellos que decidan emplear el castuo o palabras locales encontrarán una ayuda en este apéndice.

 Aparte de lo aquí resumido, se han hecho otras modificaciones menores que el usuario advertirá en la consulta de la obra que aquí no procede reseñar. Con todo, sigue sujeta a modificaciones esta Ortografía que, como en el poco más de año de vida que tiene, han surgido.

13 de septiembre de 2008
ISMAEL CARMONA GARCÍA



martes, noviembre 04, 2008

Aférisi i prótisi

É escrebiu un pal d'articulinus mas ena Güiquipeya, al tentu l'aférisi i la prótisi, un esquemina namás. Asperu puel dil escrebiendu mas endirguis al tentu fonética.

sábado, junio 07, 2008

Manuel Sánchez palra pal PGL

Manuel Sánchez, vocal l'associación oliventina Além Guadiana , que runcha pola recuperación el purtugués ena villa d'Olivença i enas aldigüelas próssimas, tamién criaol la seción n'oliventinu la Güiquipeya, la Wikipédia en português oliventino, fala pal Portal Galego da Língua al tentu la situación atual desta luenga n'Estremaura i de cúmu se llegó a ella. Vei aquina la entrivista.

martes, mayo 27, 2008

LA GÜIQUIPEYA YA ES OFICIAL




Siñores, siñoras, la Güiquipeya ya á siu tresladá i ya es convizina oficial en idioma con otras Wikipedias del mundu. La su direción es agora http://ext.wikipedia.org. Muchus añus de via i muchus artículus mas! 

domingo, mayo 18, 2008

Elimentus subordinantis temporalis d'anterioriá

Lo qu'acontina preteneci a un artículu entitulau Elementos subordinantes temporales, ondi descrebu sumerinamenti los prencipalis nessus subordinantis las oracionis temporalis en estremeñu. Pol sel una mihina largu, namás vos pongu polo plontu la primel parti el estuyu.
La acción de la oración subordinada transcurre antes que la acción de la principal. En extremeño es posible graduar el tipo de inmediatez respecto al verbo principal, que va desde lo más indeterminado (quandu, hormi) hasta casi rozar la simultaneidad (quantis quantis, en quantitu que).

· Quandu. Es el más global e indefinido de los elementos conjuntivos temporales. No posee ningún matiz distintivo ni posee apreciativo. Obsérvese que para marcar la anterioridad, el verbo de la oración subordinada en este caso va en subjuntivo. V. gr.: Venti quandu t’avisi mi helmana «Ven cuando te avise mi hermana».
· Hormi. Procede del adjetivo (con)formi e introduce un tipo de oración temporal-modal pero sin grado de inmediatez ni apreciativo. V. gr.: Hormi l’ayuemus a acabihal las tareas, podremus dil a la durceria «Cuando le ayudemos a acabar los deberes, podremos ir a la dulcería».
· De que. Posee una noción claramente incoativa y de inmediación. Es frecuente que en la oración que encabece haya algún verbo que marque que la acción comienza al par que la principal. V. gr.: Lo primeru qu’ás de hazel de qu’esmiencis el trebahu es decumentalti «Lo primero que has de hacer cuando empieces el trabajo es documentarte». Esta locución además permite la inserción de sin cambiar mucho su significado: De ná que barrunta el primel troniu, se pon descrispá «Tan pronto como percibe el primer trueno, se pone de los nervios».
· En quantu. Este elemento conjuntivo, también dado en castellano, es prácticamente sinónimo de «al punto». V. gr.: En quantu t’alevantis, almueça i vai a buscalmi a la cuperativa «En cuanto te levantes, desayuna y ve a buscarme a la cooperativa». Además se caracteriza por permitir apreciativo: en quantitu. Evidentemente, al añadir ese sufijo, se incrementa la noción de inmediatez de la conjunción. Se acerca a la fórmula castellana «tan pronto como». Con frecuencia se peca de queísmo al formular este elemento conjuntivo *en quantu que, pero igual que quandu carece de nexo que.
· Quanti(s) que. Se trata de una variante del anterior, puesto que posee el mismo significado. Posee un apreciativo quantinu de escaso uso y otro quantitu, más extendido. Es el único elemento conjuntivo temporal que permite la reduplicación —quantis quantis que— para enfatizar el contenido de inmediatez. Al contrario de en quantu, este elemento conjuntivo sí lleva un nexo que. V. gr.: Cuantis que telmini la carrera, m’aprepararé el dotorau «Tan pronto como termine la carrera, me prepararé el doctorado.»; Pégami un carpiu quantis quantis qu’escomencípii la sérii «Avísame tan rápido como empiece la serie».
· Dispués de. Es el elemento conjuntivo de anterioridad por excelencia. Las variantes endispués, andispués y aluspués también construyen locuciones conjuntivas. Si el verbo de la oración subordinada se encuentra en infinitivo o en infinitivo personal, se emplea dispués de: Dispués de tu llamal al telifonu, porracearun «Después de que llamases al teléfono, dieron en la puerta». En cambio, si el verbo se halla conjugado se emplea de que: Dispués de que tu llamassis, porracearun. Además, como ocurre en su forma adverbial, dispués permite los apreciativos: dispuesinu, endispuesinu, andispuesinu y aluspuesinu.
· Apenas. Su sentido es igual que el de en quantu y su apreciativo es apeninas. V. gr.: Apeninas pisamus el lumbral, s’enreó a llovel «Apenas pisamos el umbral, comenzó a llover». Su variante, de uso más restringido, es malaspenas.
· Desque. Es un elemento compuesto procedente de de ex y significa «desde que»: marca el inicio de la acción frente a la principal. V. gr.: Desque era un chirivehinu l’á gustau la verdura «Desde que era un bebé le ha gustado la verdura».

martes, mayo 13, 2008

El sufihu -eru

Estu preteneci a los apontis de morfulohia estremeña qu'andu escrebiendu. Pol sel unu los prefihus mas frecuentis en estremeñu me paició comenienti ponel paquí el esboçu.

a) Con tema nominal y verbal, forma sustantivos con valor locativo: lava-eru < lavau “lavadero”; lavih-eru < laviha “clavijero”; mone-eru < monea “monedero”; bebeeru “bebedero”; hach-eru <> “hachero”.
b) Con tema verbal, forma sustantivos de acción verbal. Según el sentido de la oración, aportará además valor reiterativo o no: dolmi-eru <> “acción de dormir”; ciscala-eru <> “acicalamiento”; encorcha-eru “entumecimiento”; comeeru <> “acción de comer”; pena-eru > penal “acción de penar”. Con tema verbal incoativo en -cel toma la terminación -i-eru: conoci-eru < conocel “acción de conocer”; amolleci-eru <>“acción de poner en remojo”.
c) Con tema nominal o verbal, forma adjetivos con el sentido de “aficionado a” lo que designe el tema: mañan-eru < mañana “mañanero”; mangalut-eru <> “aficionado a los ardides”; carab-eru <> “que le gusta la tertulia”; andurr-eru <> “que le gusta estar andando continuamente”; comisqu-eru <> “que le gusta comer poco”; zer-eru <> “que le gustan las aceras, callejero”.
d) Con tema nominal o verbal, forma sustantivos de oficio: çapat-eru < çapatu “zapatero”; cabr-eru <> “cabrero”; cacharr-eru <>“cacharrero”; herr-eru <> “herrero”; harri-eru <> “arriero”.
e) Con tema nominal o verbal, forma sustantivos de instrumento: macha-eru <> “maza”; hurgoneru <> “hurgón”; land-eru <> “buscador”.
f) Con tema nominal, forma adjetivos de pertenencia o relación: matanc-eru <> “pert. o rel. a la matanza”; pah-eru “pert. o rel. de paja”; sanhuan-eru <> “pert. o rel. a San Juan”.
g) Con tema nominal, forma gentilicios: zangan-eru <> “natural de la Puebla de Obando”; guadian-eru <> “natural de Guadiana”; villasgüen-eru <> “natural de Villasbuenas de Gata.


domingo, mayo 04, 2008

ENDISPUÉS DE REFLESSIONAL

Endispués de bel sintiu i viu tantíssimu guarreu pol parti la comuniá univelsitária, pol parti professoris, dialeutulogus, compañerus la facurtá, cibinautas i tal i mas, unu, que ya s’iba pranteau si de verdá dessisti henti escapás pa eschangal el proyeutu d’arrecuperal el estremeñu cumu quien pol enterria, ave, pol inviya tamién i mu a pesal muestru pol inoráncia recarca los sus ódius embalagaus cumu pa prendelis huegu, lo mesmu qu’antañu hazian colas bruhas, agora lo confilma.

Son tamién, demus grácias, muchus los que án saliu a defendel el estremeñu i la muestra curtura sin avehinu, lo qual mos cumpri i mos prazi albondu, mas que ná, pol sabel que dessisti henti nel sigru XXI escapás de reconocel el estremeñu, cosa que otrus, cumu si se tratassi de reconocel la esfericiá la Tierra, andan hincaus nel pensaeru rehumbrosu de la Santa Mairi España.

Pola mi parti, estuviendu cumu é estau nel estranheru unus diinas, é tiniu tiempu pa cavildal lo hustu i nessezáriu pa izilvus, zérrimos inimigos i valiosos ayuantes, que vo a siguil trebahandu en solitáriu cumu hata el momentu, sempri, essu sí, cola ayua de los collácius colos que é runchau tós estus añus i que sin nesseziá de arrehuntamientu amus siu escapazis de llegal ondi amus llegau, ca qual eicándusi a lo suyu i ca qual bichandu eno que sabi.

Hata el intri, nu vidi ni conocí associación que trebahara dendi unas almiracionis filulóhicas, a lo mas, dialeutolóhicas, polo que acontinaré con el mi trebahu de campu i de casa solu. Lo que hagu nu es pa imponésilu a naidi i muestra dellu es la Güiquipeya, la Ortografía u los parabrerus que tengu paí ena Redi, paque qualisquiá que quia puel consurtal, huendu libri de hazelu u nu. Estoi trabahandu nuna gramática i en un icionáriu, cumu muchus ya sabís, i la única ayua cola que cuentu es cola de los própius estremeñufalantis i con el consehu i ombru dunus poquinus de collácius.

Los meyus comunicación án criau un mundu paralelu, totalmenti tracamundeau i envarbascau, que dispués professoris, alunus i bingardus de divelsas proceéncias s’án eicau a entrepetal sigún les á apaiciu, con tantíssima desgrácia que es pol mé dellus polo que dessisti tantíssima avehinación i es pol mé dellus tamién polo que semus puestus en velgüença. El mi trebahu i el de los otrus compañerus sempri hue dendi la conocéncia i el usiu los meyus enholmáticus: nu amus piiu ayua ni a la Hunta, ni a la Univelsiá, ni a los bancus, namás a los própius estremeñufalantis. Naidi mos á quiriu miral hata que de chopetón mos sacan enos papelis cumu pressonahis duna pinicla céncia fición escapazis de crial idiomas i estaus. Endispués, passamus a sel terroristas, monus de circu, inorantis, dinamitaoris, entrincaoris i otras pelras astilu pátiu escuela colo que gozarun los meyus i enos qualis se dileitarun muchus pola Redi. Una vezi qu’el humu se disipó, apaicin destintas pressonas con parabrerus i escomiençan a tracamundeal télminus de mó i maea qu’el estremeñu agora es herga i preteneci al estremeñu tolas parabras mal prenunciás el castellanu, astilu cocholate i cosinas destas que nu hazin mas que guarreal entavia mas la ya de pol sí trestumbá entiá el estremeñu.

El estremeñu á consiguiu fama, estamus dalcuerdu, peru mala, destirantá polos levantihus i achapaçá pola inoráncia. Pol essu nu quiu holmal parti mas dessus enreus i tracalamandanas, anque si ei de dal la cara, la daré, peru dendi agora, acontinaré trebahandu pol estremeñu en solitáriu i quandu llegui el momentu d’encrarecel las cosas aí estaré pa encrarecelas en supiendu qu’assina sedrá, peru que nu me vengan pa endispuesinu tracamundeal la verdá i sel groheau. Quandu tenga que palral sedrá alantri de pressonas, nu de galleretas. Marru miu hue el cabeceal i consintil tan de liheru!

Nu quiu atihus ni ataerus pol andal endretu de grupu dengunu, sempri é huncionau pol solitáriu i nu é tiniu pol qué piil en tós estus añus apillius ni nombri a naidi ni ellus a mi tapocu. Si es verdá que la unión hazi la huerça, asperu que la unión seya colos que comparta mesmu caminu, nu colos que luzin sin bombillas. Enhamás nunca s’á conociu que pol arrecuperal una luenga se huera montau tantu hotril ni tanta ciripanda. Son muchus los que lo ven cumu si hueramus a arrecuperal a un animal abati estintu i qu’el bichu huera prehudicial pal meyu ambienti. Peru si bien las luengas son seris vivus, a naidi prehudica palralas. Quien nu quia vel estu, pol favol, que cúdii lo que izi i nu embilmi el trebahu los demás a bassi de chinatazus. Quien quia empataratal, que s’aprepari bien los ergumentus pa nu queal en velgüença cumu llevan muchus hiziendu hata agora.
Telminu ya. Namás izil que, eno tocanti a la mi labol, siguirá huendu cumu hata agora de colabutación colos collácius i en solitáriu, sin enhuleralmi ni ahuntalmi con otrus que nu quian sentalsi a debatil i palramental el huturu i usiu el estremeñu.

jueves, abril 17, 2008

El estremeñu: polémica injustificada

¡Cuánto más les hubiese complacido, cuánto más reconfortado a los que desde sus cúspides académicas lanzan improperios saber que todos los jóvenes somos unos borrachos! ¡Cuánto más les hubiese agradado que Extremadura permaneciera pasiva y continuara hibernando a la sombra de quienes se manifiestan sus benefactores! Les habrá resultado, sin duda, un chasco. De poco sirven los títulos si con ello se manifiesta la aversión y el asco, no digo ya por la lengua extremeña, sino por todo aquello que no sea de su beneplácito, con insultos propios de críos de colegio. Eso también ha resultado un chasco para los estudiantes.

Aparentemente somos libres para expresarnos en extremeño, pero restallan las “correcciones” de aquellos imperialistas que creen que en el mundo tan sólo se habla castellano como el látigo que intenta dominar lo que por condición es su igual. De repente, ordenan refrenar la iniciativa de los universitarios haciendo un llamamiento a la propia Universidad para que haga silenciar la cultura, puesto que se divulga la creencia a cierraohus de que es ficción lo que se lleva hablando en ciertos lugares de nuestra región desde hace tanto tiempo.

Se ha faltado al respeto a los organismos internacionales encargados de velar por el registro y entidad de las lenguas del mundo, han denigrado a todos quienes trabajamos por la recuperación de una parte fundamental de la cultura de un pueblo como lo es su lengua y, lo que es más ultrajante, han humillado y ofendido públicamente a todos los extremeñohablantes de ahora y de antes. Es incomprensible que un proyecto como lo es la Güiquipeya haya causado tanto espanto a los ojos de quienes no deberían ignorar el más de un siglo de literatura escrita en estremeñu, literatura que, sin embargo, no os escandaliza. ¿Les habría resultado tan descabellado a los propios romanos que Cicerón escribiera filosofía en latín frente al esplendor que la tradición marcó de la lengua griega? Es inconcebible, a mi juicio, que una lengua tenga que limitarse por escrito a la poesía costumbrista simplemente por tradición. Si hiciéramos caso a ello, escribiríamos los prospectos en saturnios. Pero ni los prospectos están en saturnios ni el estremeñu tiene por qué relegarse a ese tipo de literatura únicamente. De ahí que si procuramos una homogenización como cualquier otra lengua en cualquier otro lugar y en cualquier otra época, no creo que eso sea motivo ni de burla ni de agravio como se ha venido haciendo hasta el momento.

Las lenguas están ahí y pueden gustar más o menos, pero lo que no es digno —menos aún de quien se jacta de títulos académicos— es el poner un trapajo por encima de esas lenguas y decir que no existen, vanagloriándose de lo fuerte del tejido. Cuidad de que tiene agujeros y por naturaleza el hombre es dado a curiosear por ellos y el de emocionarse con lo que encuentra.

miércoles, abril 09, 2008

LA GÜIQUIPEYA: LA NOTÍCIA REVERBERA

La Güiquipeya acontina huendu notícia, esta vezi rehional. El Periódico de Extremadura, con desatinau títulu, escrebi "La Wikipedia prepara la salida a internet de una nueva versión en castúo".

Otras páhinas qu'aseñalan el hechu:
Taclaus: Wikipedia extremeña.
Servicio de información y noticias científicas: Llega la Güiquipeya estremeña.
Menéame: La Wikipedia, también en extremeño.
El quiosco: Llega la Güiquipeya.
Levantando el vuelo: El Estremeñu ya tiene su Wikipedia.
Bienvenido a mi mente: El estremeñu ya tiene Wikipedia propia.
Chuza: Güiquipeya, a Wikipedia do estremeñu.
Mensaje en una botella: Güiquipeya.
El bazar de las sorpresas: Nace la Güiquipeya.
José Manuel Chapado: Güiquipeya.
La vida en viñetas: Güiquipeya en estremeñu, ver para creer.
Master comillas: Las nuevas lenguas de España dan el salto a la red.
Zujar blog: Güiquipeya, la wikipedia en extemeño ha sido finalmente aprobada.
Planeta educativo: La wikipedia en extremeño.
Kaos en la red: Wikipedia saca una versión en castúo de su enciclopedia.

martes, abril 08, 2008

LA GÜIQUIPEYA ES NOTÍCIA

La Güiquipeya es notícia! Peru lo qu'es mas notícia entavia es el própiu estremeñu! Nangunus diárius apaicin endirguis al tentu l'aprebación la enciclopeya n'estremeñu. El mas notabri es nel diáriu nacional El País: El "estremeñu" ya tiene su Wikipedia. Tamién apaici palrandu dél en Público: Llega la Güiquipeya

Amás nangunas bitácura tamién hazin referéncia a ella:

En La sombra del tomate: La Güiquipeya.

Laura García Victoria: La Güiquipeya.

Blog de Álvaro Valverde: ¿Estremeñu? ¿Güiquipeya?

El estremeñu está creandu un debati i una descutiña terribri, nu vos perdais los comentárius a los endirguis i dai la vuestra opinión sobri el tema. Es tremendu la descoñocéncia que dessisti del estremeñu i es avehinanti la opinión de muchius los própius estremeñus al respetivi.

sábado, marzo 29, 2008

IMAHIN DE VALDELACARÇÁ EN FROL 2008

Vos traigu unus afotinus de la afroración los frutalis en Valdelacarçá (Valdelacalzada) que hizi estas semanas atrás. Asperu que vos dileiti la vista.


Polin
Abehina çugandu la frol el cirgüelu


Cirgüelus i arau

Cartelinu pol arriscu curamientus


Malocotonerus


Acéquia i cirgüelus



Repelotón frorinas el cirgüelu



Cirgüelu i cortihu al hundón


Frorinas el cirgüelu








lunes, marzo 24, 2008

Nueva asociación en defensa el estremeñu

Otra nueva notícia pa los estremeñus. Á naciu una asociación pa la defensa el estremeñu en Miahás. Se llama Asociación Cultural Pablo Gonzálvez. Asperu ponelmi plontinu en contatu con ellus i sabel mas de los sus proyeutus, peru esgracialmenti descoñoçu el meyu. De bel arguin paí que saba cúmu, que mos lo haga bichal, pol favol. Ca dia que passa semus mas los entressaus: convien qu'aconlleguemus. Podís leyel el endirgui aquina.

domingo, marzo 09, 2008

LA GÜIQUIPEYA Á SIU APREBÁ


Los estremeñus estamus de celebración! La Güiquipeya, la Wikipedia en estremeñu, á siu pol fin aprebá, endispués de várius mesis de incertidumbri. Ara lo que quea es el treslau. Podís leyel l'aprebación aquina. Esti es el centru la curtura la Redi i que cola colabutación de tós, lo sedrá tamién en estremeñu. Ánimo a tós a que sigan trebahandu ena Güiquipeya i ánimo tamién a los que nu lo bichan pa tamién holmal parti desta gran esperáncia pa la muestra luenga que tien holmatu dehital i enciclopéyicu!




domingo, marzo 02, 2008

Valdelacarçá en frol 2008

Aquellus que puean, acuí a las Vegas Bahas de Guadiana, que la primavera allí ná inviya al paraisu.
Cartu propagandísticu desti añu.

viernes, febrero 29, 2008

HENTILÍCIUS

Salús. Andu labutandu nel icionáriu, cumu tós sabís i é creiu comenienti encluil tamién hentilícius, tantu oficialis cumu los apelativus u motis.
Assina, pol ehempru, del mi puebru está cumu oficial "valviensi" i cumu apelativu "vareñu", de Don Benitu ain "dombenitensi" i "calabaçón", de Abuquerqui tiinin "alburquerqueñu" i "pelinu".
Agraeceria que tolos que me leyís colabuteis ihiendu los hentilícius, los motis - de tenelu- i una espricaera destus de los puebrus dondi seis u que conoçais daquí d'Estremaura u rayanus. Asperu qu'entri tós vaigamus pusiendu la mayol cantiá de hentilícius i motis.

domingo, febrero 24, 2008

Holmación el apreciativu en -inu

Há tiempu que nu ramaheu paquí, peru es que literalmenti nu m'ehan envestigal ni escrebil. Esti fin de semana m'á vagau una mihina pa escrebil sobri el sufihu -inu. Cumu son várius fólius los que é escrebiu i aquí nu cohi tó, vos pondré lo mas enteressanti.
Por lo general, para formar el apreciativo de un nombre basta con suprimir el morfema de género -a, -i, -u de la raíz y añadir -inu/-a: mesa: mes-a → mes-ina; pinchi: pinch-i → pinch-inu; borsu: bors-u → bors-inu; artu: art-u → art-inu, art-ina. No obstante, ni todas las palabras permiten esta sufijación como los agentivos de persona en –ol, tipo çachaol, o los actitivos en -eru/-a, tipo pensaeru, ni todas las palabras son regulares al añadírsele el sufijo -inu, sino que hay ciertas excepciones, debido a que son apreciativos con terminación consonántica o que conllevan ciertos cambios ortográficos.

a) Nombres agudos en líquida -l. Forman el apreciativo en -zinu, cambiando la -l- por -r- dando lugar a la terminación -rzinu. V. gr.: tratol “tractor” → tratorzinu; amol “amor” → amorzinu; dolol “dolor” → dolorzinu. Esporádicamente, hay palabras que pueden incluir una vocal -e- epentética: colorezinu.

b) Nombres agudos en nasal -n. Pueden formar el apreciativo en -zinu o en -inu, aunque lo más usual es en -zinu. V. gr.: hamón “jamón” → hamonzinu/hamoninu; arraclán “alacrán” → arraclanzinu/arraclaninu. Ortográficamente, al dejar de ser agudas, pierden el acento.

c) Nombres llanos imparisílabos procedentes de -ili/-ilis. Las palabras que perdieron la última sílaba en el singular y que tiene un plural analógico, tipo faci, -is, hacen el apreciativo en -linu: faci “fácil” → facilinu; difici “difícil” → dificilinu.

d) Nombres llanos imparisílabos procedentes de -eli/-elis. Las palabras que perdieron -li en el singular y que tienen un plural analógico, tipo carci, -is, hacen el apreciativo en -elina: carci “cárcel” → carcelina; albi “hábil” → albelinu.

e) Nombres con raíz en gutural -c-, -g-. Estas palabras hacen el apreciativo en -quinu, -guinu. V. gr.: chicu “pequeño” → chiquinu; cuencu “cuenco” → cuenquinu; tragu “trago” → traguinu; bagu “grano” → baguinu.

f) Nombres en -s, con plural -zis. Estas palabras forman el apreciativo en -zinu. V. gr.: hues “juez” → huezinu; apendis “apéndice” → apendizinu; pes “pez” → pezezinu.

g) Los adjetivos en -au. Los adjetivos en -au de origen participial forman el apreciativo en -ainu. V. gr.: acobardau “cansado” → acobardainu. Las dos vocales están claramente en hiato [-a'inu].
h) Los adjetivos en -ú. Estos adjetivos forman el apreciativo en -uinu. V. gr.: pelú “peludo” → peluinu; menú “menudo” → menuinu. Las dos vocales están en hiato [-u'inu].

i) Nombres en -s, con plural -sis. Estas palabras forman el apreciativo en -sinu. V. gr.: cacagüés “cacahuete” → cacagüesinu; dies “diez” → diesinu; mes → mesezinu.

j) Adverbios en -pués. Aunque no muestran irregularidad, salvo la sonoridad de la -s- tiene el apreciativo en -sinu. V. gr.: endispués “después” → endispuesinu.

k) Adverbios y conjunciones en -tis. Forman el apreciativo en -tinu, ya que deriva de la forma sin -s analógica -ti. V. gr.: antis “antes” → antinu; cuantis “cuanto” → cuantinu.

l) Los sustantivos en -i etimológica. Estos sustantivos muestran vacilación entre -inu y -ezinu aunque lo normal es esta última terminación. V. gr.: cochezinu, nochezina, viahezinu. No ocurre esto con los sustantivos de dos terminaciones -u/-i donde siempre es -inu: pinchinu, çalaquinu, estalonchinu.

Se pueden considerar como apreciativos irregulares piezezinu de pie y mihina de miaha “migaja”. Estas irregularidades se explican porque en el primer caso se parte de un supuesto *piezi, tal como se muestra en su plural piezis, de ahí que el apreciativo tome esa misma consonante sonora del plural: piez-e-z-inu. El recurrente mihina, al tratarse de una palabra muy frecuente en el habla, hubo de desgastarse de manera que se produjera una síncopa poco frecuente, como lo es la reducción del diptongo [ja] a [i]. El pronombre “nada” tiene un apreciativo naina [na'ina] procedente de *nadina, pero no es irregular.

sábado, febrero 16, 2008

LA BILLOTA LITERÁRIA, la bitácura de literatura en estremeñu

Amigos letores, á naciu la nueva bitácura sobri literatura i testus en estremeñu La billota literária. Asperu hazel della un puntu referéncia sobri la literatura dessistenti en estremeñu i que essu seya cola ayua de tós vuhotrus. Que vos cumpra! Un salú.

miércoles, enero 16, 2008

s/ss, sí u nu?

Letoris, prehisu la vuestra opinión. Há unas semanas que vengu pranteándumi un hechu ortugráficu que nu arrecohí ena ortugrafia nel su tiempu: el escrebieru de s/ss.

Vos espricu: las palras mas conselvaoras cumu en Garrovillas d'Alconeta, Serrailla u Malpartia Praséncia án conselvau la destinción meyeval entri silbantis (s) sorda [s] i sonora [z] (pal chascu e Malpartia, pol sel ceceantis, cola holma [θ] pa la sorda i [ð] pa la sonora). Esta destinción es del mesmu heitu qu'ai entri c/ç i z, sorda i sonora. Esta deferéncia tamién la conselvan en francés i en purtugués. El asturianu i el castellanu contemporanu lo án perdiu. A continación vos pongu los ergumentus a favol i en contra pa escrebil en estremeñu passal i nu pasal frenti a misa u mohosu.

Ergumentus a favol:
- Se trata dun rahu autau al de la destinción entri [θ] (ort. c/ç) i [ð] (ort. z) d'orihin meyeval.
- Desistin angañu testimoñus desta destinción en tres núclius cacereñus -Malpartia de Praséncia, Garrovillas d'Alconeta i Serrailla-, ena fala i ena palra d'El Rebollal.
- Desistin múrtipris testimoñus repartius pol tola heugrafia estremeña de que el son sonoru [z] asina se prenunció hasta há nu muchu, pos án volucionau a [h]: muhotrus, vuhotrus, peheta, prehenti.
-Entavia se conselva de holma heneral la s entrivocálica a final de parabra con rializacionis sonoras en sintamas cumu: los ohus, los añus, las enaguas prenunciá [lo zóhuh], [lo záñuh] i [la zenáγwah].
-En Cillerus i Villamiel, en ciertus contestus la [z], lo mesmu que pasó en latín, esprimenta rotacismu: derordin, deratá, lar ochu.
-Ahetivus cuyu acaberu es –osu en Las Hurdis puein prenuncialsi –ohu: albundohu, frialdohu pol albundosu i frialdosu.

Ergumentus en contra
-La destinción entri sirbanti sorda/sonora está lesicalizá.
-Está en prehunda regresión, mas entavia que la destinción entri c-ç/z.
-Namás hazin esta destinción con propieá enos núclius riba almientaus, anque nellus, en parabras de pocu usiu u préstamus mas recientis, se dua: paraissu i nu paraisu.
-El estremeñu, al nu prenuncial cumu sirbantis c/ç i z nu se dan chascus d’opusición fonulóhica entri paris de parabras cumu desisti en purtugués u francés: casa/caça, poisson/poison. En estremeñu la opusición está entri dental i sirbanti, nu ena sonoriá de la s: casa [káza] / caça [káθa]. Desti heitu, tantu el son [s] cumu el [z] son alufonus de /s/.
-Sonorizacionis esporádicas de [s] entrevocálica a menú son el risurtau duna prenunciación descudiá i nu se tratan de restus meyevalis.
-Dengún autol literáriu á arreparau nesta destinción ortugráfica, con ececión d'escrebioris los núclius darriba (ena palra el Rebollal s pa [s] i ss pa [z]).
-Ena Gramática de Pablo Gonzálvez tapocu se há referéncia ni fonética ni ortugráfica a esti hechu. Namás Carlos Quiles hazi destinción ortugráfica i fonética enos sus opúsculus gramaticalis.

De vuhotrus aprebal el escrebieru destus sonis, el bichu pasaria a escrebilsi de la mesma holma que se hazia en epoca meyeval i del mesmu mó que se hazi en purtugués u francés: la grafia ss pal son [s] en pusición entrevocálica i la grafia s pal son [z] en pusición entrevocálica. Asina pasariamus a escrebil: passal, massal, passu, misa, pisu, helmosu, ec. Amás la grafia ss mos valdria pal son [s] proceenti de x entrivocálicu en parabras cumu dessamin, dessimil, dessaherau, tassativu, sessu, ec. Entavia estamus a tiempu de reholmal engunus espetus l’ortugrafia: ena vuestra manu está.

La mica i la pitera

Estu quiziá vos risurti albondu curiosu. La mica que guardamus embahu el catri i la pitera que mos abrin cuandu mos avientan un maltillazu risurta sel que compartin una mesma raís: *bek-.

La raís *bek- es la mesma que la de picu, pical, pica u picota que rescreci del celtulatín *beccum. La holma primera pa izil "escupiera"es bicu: a partil della abemus biqui, bica, mica i micu.



La mica


Alogu abemus la parabra biquera, que es el buraquinu que se hazi ena colmena paque sargan i entrin las abehitas. Desta parabra, de biquera, pol ensordecimientu de la b > p, enfluiu pol otras parabras cumu pical, i chambu de la k > t, sal pitera.


La pitera u escalabraura



La custión es que la parabra bicu era la que desinaba a la bacinilla, pol arrematal esta en picu. Pol heneralización del télminu, el bicu pasó a desinal a cualisquiel tipu e recipienti pa la meaera, ec. La biquera es una picaina ena colmena, endigual que la heria ena cabeça risurta dangún mó una picá. Tamién son picás los avisperinus u bilbiriquis cuandu se pincha una ruea u un balón.

Asinque, veleí que mic-a i pit-era tinin una mesma raís.

sábado, enero 12, 2008

Manifiestu a favol del cántabru

Letoris la mi bitácura, vos piu una mihina colabutación pa colos helmanus de Cantábria qu'andan piyendu reconocéncia el cántabru. 


Recordai qu'el cántabru es la luenga mas celcana al estremeñu, pos nangún tiempu el pasau huerun una mesma.

Hechaili una visual al manifiestu que desisti ena páhina de Plataforma Esclave

Si andais dalcuerdu colos prencípius que defiendin, achuchai aquí pa filmal a favol.

Déimuli un vencihonzinu dendi Estremaura!

Chirivehi i chirivia son la mesma parabra

Trebahandu nel icionáriu, de que m’enfrontilé a las múrtipris varieais que desistin p’almiental a la chirivia, pensé ena parabra chirivehi, que tan soná se hizu con el puema omónimu e Chamizo.


Chirivia

La etimulohia pahi bastanti crara: chirivia tini que vel con el castellanu alcaravea, dambas las dos holmas son volucionis destintas dun mesmu étimu arabi: (al-)karawíyya. La chirivia es un paharinu que, ondiquiá que esté, anda moviendu la cola. Esti paharu es a lo que las presonas cuandu izimus que arguin es un porvorilla. Entri lo chiqueninu que es i pola movición la colina, el estremeñufalanti enhalló densiguia el pahiu colos zagalinus chiqueninus cuandu son mu ardilosus, enllenus d’enelhia que andan tol dia bregandu palantri i patrás i tuvió l’ocurréncia de llamal a los zagalinus desti heitu chirivehis, con un deminituvu ralu en estremeñu, cumu lo es el -ehi de -ehu < -icŭlum.

Amás, abemus la parabra, tamién de la mesma raís chiriviqui, que es la presona desinquieta que nunca acaluga, holmá con el tema chiriv- mas el sufihu -iqui, el cual andu envestigandu entri el lésicu estremeñu i asperu escribilvus plontinu un artículu al tentu.

Esta es una las muchas curiosiais qu’idré revelánduvus holmi vaiga escrebiendu el icionáriu.