sábado, enero 08, 2011

Zahorilis

Tenemus que barrungal mitus criaus que mos están chapurrandu la muestra cultura populal, ijiendu que los estremeñus semus unus incultus. Essa es la herramienta prencipal que tien los puebrus pa barbeal a otrus, la criacion de mitus. El mitu de que los estremeñus no hablamus bien, de que semus engurrius i inorantis. Se crein que enbrocandu essas ideas enas muestras cabeças por tantu tiempu acabaremus por achical-mos i cabeceal a tó.

Alogu agarramus i dimus esbandangandu otrus mitus comu que en Estremaura namás se habla castellanu, que en ca puebru se bicha duna horma destinta, de que el estremeñu essu es de mu patrás i está muertu, de que los agüelus no sabian hablal, que eran unus calamandruñus... Pero lo ciertu que ellus i ellus s'entiendin en aquellu que hablan i en cómu se portan. Essu me lo deprendierun mis própius agüelus con umildá i sin fachenda.

Mesmu ayel hallé que paquí, en prenu sigru XXI, entovia quean zahorilis, cosa que quea mu largu de los aderezus que les pon la mala propaganda pa mitificá-los i poné-los comu seris mágicus. Enantis eran mas los que sabian leel la naturaleza, miravan los cielus i barruntavan las demuacionis, ena postura o al crareal sabian qué tiempu venia, sentian las corrientis d'água en baju los piezis, mirandu las yervas d'ogañu entendian el huturu o curavan con ellas. No era algu estrordináriu: quien siempri á viviu en almonia cona naturaleza, el ombri criaol de la hesa, la entendia i comu la entendia sabia convivil con ella.


Zahorilis sigui uviendu agora i no en Las Hurdis namás. Aquí, en las Vegas Bajas de Guadiana, siempri s'á escuchau mental de los que hazian las caninas sin marru, los que dizian si era añu metiu en água o queavan a sequeru i atinavan. La genti de no mucha eá lo recuerda con almiracion i parti d'essa cultura á queau enos ijus i los de éstus en mosotrus agora. Ayel mi pairi me deprendió a buscal corrientis d'áugua en baju el suelu con alambris. "Mejol es si se hazi con alambris cobri o con ramas olivu". Yo prevava i via espasmau cómu se divan arrimandu los alambris sin movel-me. "A tolas pressonas no le s'ajuntan lo mesmu" -m'izia porque a él le se atravesavan las varillas autenticamenti del tó mentris qu'a mí namás me s'ajuntavan sin cruzal-se muchu. Ándi queará tó esti sabel? Qu'igan los escépticus que enos reflanis i que cosas comu la rabdománcia son chapurrás... Yo vó a acontinal envestigandu.

1 comentario:

Attila dijo...

Qu'endilgi más poliinu mus tiés queau. Dendi llueu el que iga de la cultura estremeña tanta bobá é porque ñu s'anda bien coscáu. Munches gracies pol esti cachinu sabiuría que mus acabes de tresmitil.

I al piescu la tema, ¿oyisti denguna vezi sobri les mores? Nel mi puevlu (en Salamanca) gálrassi munchu dellas. Quieu izir que lus viejus cuenten istóries de les mores que vivin enu sierru i tienin poeris máhicus, etc.