domingo, octubre 06, 2013

La feria de Çafra 2013

Un añu más Çafra celebra la feria ganaera más importanti del suroesti. En qué se nota estu? Enque animalis de raza que vienin dendi Ávila, Salamanca, Sevilla, Uelva i Estremaúra se concentran enos cercaus de gentis que vienin de toas partis, sobre tó andaluzis, portuguesis i estremeñus a respiral el golol a montunu i a maginal-si cómu sabrá la carni de retintu.

Marca de retinta
 Los profanus s'arrepelotonan de frenti alos animalis viendu si tienin buenas turmas entre las vozis de paçu bichu o qué bonitu! mentris que los muchachinus se quexan de que los animalis no hagan ná tiraus entre alpacas i las zagalas peripuestas se tapin las narizis quandu vein las bostas. Delantri d'esti panorama qualquiera se pensaría que la feria es anacrónica porque la genti no entiendi quandu vei un animal allí por qué está allí.
Guarrus a descansal
 Enque muchas vezis estas cosas s'aprendían delos pairis i avuelus quandu vesitavan las ferias en busca de cambalachis, albardonería, buenas resis o simplementi mejoral la raza dela su cabaña, ogañu las gentis passan delantri delos animalis comu quien passa delantri dun quairu del Guggenheim.
Yegua conos cascus rezién pintaus
 Por qué no aprenderán alos zagalis aprecial la nobreza d'estus animalis, el trebaju de escoja genética, el cudiu que le dan los sus amus, las prencipalis marcas ganaeras i lo más prencipal, la importancia que tien una feria d'esti jeitu ena vida delos que vivin dela tierra i delos animalis?
Yeguas a comel
 Los letrerus conas familias andi ca animal s'escogi con cudiu pa mejorá-lu ena su descendencia están hincaus delantri de ternerus i yeguas, junto con el nombri i las características morfológicas.
Yegua de La Ciervina cona xáquima estremeña
Cabra atendiendu la genti
 Las ferias ganaeras mos recuerdan que ai un negociu conos animalis del campu, sean pa doma, enseñá-lus a aral, montal, acarreal, rejonamientu, carni o muestra. Estas ferias enseñan el manujeu del ombri ena naturaleza, cómu al cabu de tantus milis d'añus, animalis bravíus huerun escogíus i adataus palas precisas nuestras. Quandu una vaca pegosa s'acercava alas angarillas i los pairis alvertían alos sus ijus cudiau, que se tira! avía que sonreíl-si, porque lo mesmu se quexavan de no hazel ná que de que se mostraran estrañás delantri de tantu genteríu.
 En Estremaúra por suerti entovía los zagalis sabin destinguil una vaca dun cavallu porque entovía el ambienti roal mos arroea i avemus de sentil-mus felizis por ellu. Peru quiciá que devieran d'aprendel tamién las relacionis entre el ombri i los animalis domésticus i campu, el serviciu i la ayúa que se dan i que los produtus que ellus comin sacaus de bandejas de prásticu o arrebujaus en colorinis vienin d'essus mesmu animalis que dizin no hazel ná.
Machu
 Ca animal, ca bichu, ca pranta tien el su oficiu. Que mos agradin ala vista es segundariu, essu tamién lo tenemus de aprendel enas vesitas alas ferias de ganau. Las regolfas de gentis s'arremolinean al reol delas jaulas de canarius, conejus i tortugas folasteras i razas de páxarus dessóticus, mentris que enas navis de muestras i enas delos lemosinis i charolesis el passu era más frujíu.
Lemosinis
 Sentimus la merma ena muestra d'animalis: ca añu vá uviendu menus de menus. Las argollas delos pesebris tienin ca añu menus torus amarraus, las cercas con vacas, tamién, las ovejas se desaparecin i los guarrus van dexandu de regruñil.
Charolesis
Unu delos ganaoris
 Si ena feria estamus a vel cómu el campu se está queandu aburríu, tamién tenemus que aprendé-lu alos muchachus. Porque si falta la retinta, la cabra i el guarru de bellota, faltan el chuletón, el quesu i el jamón i el chorizu enas sus casas i en faltandu estu, s'enllenan los frigoríficus con salchichas de carni de dudosa procedencia i filetis russus con marcas impronunciablis.
 Son muchas las sensacionis que dimanan delas ferias de ganau, porque no vemus namás ganau, sino maquinarias millonarias criás pal campu que quitarun tola manu d'obra possibli. Vemus poneoras de matas que cogin varius surcus, çocotreaoras de olivus i tractoris grandis comu casas que mos espasman si las comparamus conos modestus hocinus, çachus o varas d'avareal.
Maquinaria agrícola
 Tamién tien la feria interessantis muestras comu la dela agricoltura tras del descubrimientu (!) d'América, ondi hueraparti de letrerus cona estoria i destintus datus curiosus sobre el cautivu i ganau, vemus achiperris del campu comu calrancas, seronis, hierrus de marcal o machas, bagus de chocolati i muestras de librus, trataus, priegus delos navegantis, etc.
Calranca

Santu del Centenariu del Descumbrimientu d'América

Bagus de chocolati

Mapa léssicu
 La coltura del campu no acupa tola feria, pos cientus d'estalachis de mercaíllu se esparraman andiquiera por huera i acupandu navis. Fregonas milagreras, cigarrus eletrónicus, sartenis eternas, tassajus de bacalau noruegu, moneerus de material i ata un estalachi de produtus del andaluzeu comu tragis de sevillanas i pañuelus, afortunámenti sin criyentela. La genti se diva más ala comía, en busca dun bocaíllu de chorizu de venau, de quesus curaus o alguna cata de jamón que prometían sel regalau polo baratu. I es que baraterus con tolos acentus vendían el su produtu, tradicionalis unus, i con recambius peíus por Internet otrus...
Artesanu
 Hueraparti del alabán de genti, en un rincón de frenti ala parti de turismu delos puebrus dela comarca de Çafra, estava el estalachi dun artesanu que no dexava de estal arroeau de genti. Críus i señoras viejas s'acercavan cona golienda de abrigual qué hazía essi ombri conos cachus de corchopán brancu delos embalagis.
Casas
La feria delos ombris i delos animalis, encuentru de lenguas i berríus, ondi los viejus encuentrus de ganaerus i chalanis se trocarun pol espetáculu charramanduscu d'ecenarius de barrilis de cerveza, casetas con boys bailandu enas barras, zagalis cargaus con bolsus de JB i atascamientus de cochis por más de 45 minutus pa poel salil siquiera de Çafra. Es faci perdel-si entre las casetas, estalachis i milis de pessonas que curiosean facas, sombrerus i cachiparris varius a 1 €. Los vencijonis, empuxonis, pisotonis i hinchonazus de niñus que s'aginan entre el coquera de genti que s'apeñusgan junta las jaulas de paxarinus, las peleas de mercaíllu, las moças xaquetonas i los sombrerus cordobesis merecin la pena namás por vel cómu lo que pesa no es el animal delas cercas, sino el animal que camina por huera.

sábado, septiembre 28, 2013

La Torri de Santa María

El fin-de-semana passau, por causa dela fiesta delos Tablerus, visitemus el puebrinu dela Torri, alos pies dela sierra de Montanchis. Es puebru vieju, remotu, comu tolos dela sierra, peru que no vos pierdan los nombris cristianus porque son muchus los restus que pola parti atestigan la presencia umana i l'adatación alas barrerinas, llanus i regatus.
La Torri dendi'l caminu Arro-Linu
 El hornachegu que anduvu de religiosu en Lobón, Ortiz de Tovar, mos palra nel su cap. CIX dela villa dela Torri:

La Villa de la Torre de Santa María está puesta en tierra llana, aunque algo quebrada, a una legua de la Villa de Montánchez, su capital, y a las 14 de la Villa de Hornachos. Es muy buena en trigo y cebada, aunque mejor de centeno. Coge todo género de semillas, abunda en ganados, especialmente lanar, vacuno y cerdoso, caza, pesca, vino, algún aceite, frutas, legumbres y hortalizas. Su habitación es de 300 vecinos en una Parroquia, dos ermitas y un hospital. Su fundación fue or los años de 1231 en una ermita del tiempo de los godos, con la advocación de María Santísima, la que tenía su torre, de donde a la población la llamaron la Torre de Santa María, siendo Comendador Don Rodrigo Iñíguez.
 Que Ortiz de Tovar mos palri dela fundación sobre una otra ermita de tiempus visigóticus, sin más endilgui que esti, namás poemus suponel que el pobramientu velaquí hue continuu duranti muchus sigrus. El nombri dela Torri está arreglu a otras Torris que s'alinian formi'l passu delas rivera de Salol i Tamuxa, comu Torrergás, Torromocha o Torre-Quemá, enque poíamus pensal en assentamientus anterioris, no atillaus con el turris agrícola, peru sí cona definición de Ongil Valentín (1985, pág. 109) edicifio fuerte, más alto que ancho, y que sirve para defenderse de los enemigos desde él o para defender una ciudad.
 La verdá es que l'arquitetura i hechura del puebru no se destaca delos puebrus del sul de Trugillu, con callis estrechas en retortuña, callejinas, puertas con arcus i callis que se destronchan. Peru mirandu despacinu, queandu-mus conos detallinus, vemus ena tradición dela piera i el ladrillu en parelis i murus, en torrinas, ventanucus, escúus i adornus que es un puebru con estoria, larga que amás delo antropológicu s'aprecia enas viviendas, enas casas de señoritus i enas delos probis.

 Ena praça se destaca, quasi que más que la ilesia, la casa del essapétala, con serigrafiau ena fachá en unus delos laus, amás delos piringutus d'arriba. I justu detrás está una toça de piera de granu, sigún se vei en el retratu.
 Algunas ventanas conservan la hechura i elementus antiguus de maera, conservandu fachás que portean a otrus sigrus más umanus, menus racionalis, peru mejoris pensaus.
 Entre calli i calli puein vel-si verdaeras talliscas entre parelis de casas i corralonis, ondi apenas cabi una pessona o cavallería chica.
 Casa que mereci una mentación es la que, sigún el dueñu dela metá d'ella, perteneció a un obispu. El escúu, cona familia delos Calderonis, crus de Santiagu i recolgantis eclessiásticus que asseñalan la diniá le dan la razón. La otra metá dela casa está hecha casa roal, viendu un poquinu más alantinu unu delos pozus tradicionalis dela zona.
Escúu obispal
 En unu delos corralonis de mampostería con sillaris se aprecia un pequeñu palomal que da aparencia de casa huerti.

 En otras delas praçuelas, una ruea de molinu hincá en el encerau endica el sitiu duna delas puertas más antiguas que s'aprecian, hecha con piera de granu, arcu de mediu puntu conas impostas con molduras, comparantis alas que se vein en muchas casas de Trugillu.
 Un escuínu cona frol-de-lis i tres castillus s'aprecia en una delas casas junta la praça.
 Peru sigún buscamus la arquitetura más tradicional, de baxa capa, la piera trunfa en gordas parelis, esquinas bien quadreás. Lástima da vé-las farrungás, derrotás muchas, con portillus... Alguna rinconá tramposera mos pierdi en rinconis que namás estus puebrus sabin engañal con gustu.



 Otras casas, de genti más potenti, antigual de tenel los arcus por drentu los luzin por huera con balconis curiosus assentaus en pilaris de marmu o granu.

 Ortiz de Tovar mos palra del assentamientu sobre una ermita visigoda. La ilesia, quiciá del sigru XVI ná puei contal-mus d'ellu. Por huera no s'alvierti ná de destacamientu, más que'l bocarrúu acañonau dela torri. La fachá está mu repuesta, los granus tensus, relumbrantis i ena picorota dela torri, cruzis d'azuleju.


 Por drentu tampocu se destaca más que pola su simpleza, apenas los ñúus dela bóveda o la pila bautismal cona crus de Santiagu ena parti baxera.

 Curiosu son los tetraskel del templeti dos delas imagin dela ilesia. Las propias tallas se vein mu nuevas i rezientis.
Uertu
 Saliendu-mus delo religiosu, agilandu pal norti, encontramus el paragi del Arro-Linu, quiel dizil el Arroyu del Molinu, un regatinu que atraviessa el términu dela Torri, en estus día secu. En tiempu d'iviernu á de sel un sitiu alegri andi esparigil-si, en vistu que una arvolea i un parquinu arroeau de uertus con olivus i higueras componin el lugal.

Puenti por cima del Arro-Linu
Enque se pareçan muchus los puebrus que s'esparraman entre la sierra de Montanchis i Trugillu, tós son destintus. Compartin tradicionis i mous de vida, mesmu tiraerus políticus i tamién una mesma estoria, pos están juntus, demasiau juntus comu pa desapartal-si. Puebrus que afrorecierun ala sombra del monti Tangis, chicus, recogíus ena parti más cimera dela provincia vieja de León i pa cuyu empobramientu Bernal Estévez reconoci avel silenciu. Sedrá porque ya estavan allí?

viernes, septiembre 13, 2013

Símbolus dela ilesia de Santiagu de Miajás

Las ilesias son librus de santus, peru no delos que aparencin comu estautas o enas vidrieras precisamenti: me refieru a essas marcas i señalis que aparecin enos sus murus. 

En Estremaúra, ca una delas parelis delas ilesias viejas guardan toa una biblioteca de simbología pagana i cristiana, de tiempus denantis d'esparramal-si la cristiandá gastaus comu adornus, de cruzis que santiguan sillaris, de marcas de cantería, d'escrituras que no entendemus o mesmu de lápidas romanas. El arti delo que llaman ogañu reciclagi era antañu el sabel hazel delo farrungau una obra d'arti palos restus. Assina vemus castillus i casas hechas ilesias quandu aquellus estavan derrotaus i mesmu ilesias i castillus hechus casas quandu no s'entendía pa qué valían.

Torri dela ilesia de Santiagu
 El casu dela ilesia de Santiagu de Mijadas arrecogi símbolus de tolas fechas i senificaus. Ai que estal mu atentu pa i esculcal bien las sus parelis pa dal con ellus, unus están más ala vista, peru otrus, por estal desgastaus i arruñaus pol tiempu están demasiau borronosus.

Puerta de salienti
 Prencipiamus esti passeu simbológicu pola puerta más vieja que tien la ilesia, la que s'encuentra ena parti de ponienti, que es el pie dela crus que detraça el edificiu. Que es la más antigua se vei en muchas cosas, amás dela arquitetura.
Arquivoltas
 Es velaí una puerta enquadrá en un caxón o alfís hechu con molduras con quatru revolanderas por ca cachu. Estus simbolinus son representación del sol ena huerça delas colturas de ponienti. El triskel celta, el lauburu vascu, la esvástiga sáscrita, etc. 

Detallinu del'arquivolta
 El númeru de rayus múa sin atinal a qué se devi. Enque la huerça d'ellus tienin seis, comu la rossa essapétala que encontramus a ca ná enos edificius antiguus estremeñus, ai otrus con quatru i con cincu. Las arquivoltas tamién tienin estus símbolus solaris. El sentíu del giramientu es el mesmu que'l del relós, asseñalandu la postura de sol, daí que estén ena puerta de ponienti. Esta mesma presentación la hallamus ena ilesia del vezinu puebru del'Abertura, ondi ena puerta de salienti vemus los mesmus símbolus solaris.

"Lauburu"
 Las ombreras están decorás con ojas d'acantu algu espigochas.
Ojas delas ombreras
 I ena parti cimera está la crus dela Ordin de Santiagu, por cima del alfís, ena metá. Esta crus tamién la vemus en muchus edificius que huerun pendientis dela ordin por Estremaúra, pos acordemus el importanti que tuvu ena conquista i alministración del territoriu los cavallerus de Santiagu.
Crus de Santiagu
 Lo más curiosu que tien esta puerta es la lancha del lumbral, ondi vemus los particularis símbolus dela escritura ógmica, en opinión d'algunus. Son figuras esquemáticas con hoyinus, reondelinus o cruzis i que se vein por tola comarca trugillana, mesmu enos núclius urbanus que en el campu. En esti casu no sabemus qué puea represental, quiciá algún leíu puea dizil-mus más a cuentu d'estus santus.
"Escritura ógmica" del lumbral
 Ena parti sul dela ilesia, andi están las dos puertas prencipalis, se vei ya la parti más acristianá del edificiu. Ena esquina cona parti de ponienti, enos pies dela torri, ai un sillal cona fecha de 1560, tuviendu el 0 un puntinu al mediu.
1560
 Arribina ai otru sillal tallau con un relós solal, peru que perdió la vara del mediu. Al acolocal-si ena parti sul, el relós enfunciona perfetamenti marcandu las sombras. Relozis d'estus vemus en muchas ilesias estremeñas más o menus conservaus.
Relós de sol
 La torri está hecha de sillareju i mampostería a cachus, quiciá aprovechandu partis del antiguu castillu de Mijadas o d'otrus edificius cercanus, comu más alantri vedremus.
Ventana
 Ena rinconá que hazi cona segunda delas puertas vemus pieras de granu de horma de lápidas, peru comu están canteás no semus ciertus de que lo sean. Sí que vemus una piera inregulal con dos símbolus, una especii de horca i otru más borronosu.
Símbolus en el granu

Puerta del sul
 Renti ala puerta prencipian los sinus de santifical, pos cruzis simpris o de calvariu están desperigás entre los sillaris i destintas pieças dela costrución.
Crus en el sillal

Crus dela puerta
 I no descudiamus los sillaris del tamañu de toças (probablementi lo hueran) cona fecha del sigru XVI, añus variandu. La piera más cercana ala puerta nueva pon 1607 con tres puntus alos laus.
·:1607:·

Detalli hornichi

Crus de calvariu
 En la cara de salienti dela ilesia, la más rezienti, tien muchas pieras que án síu cogías d'otrus laus: son inregularis, entretallás i algunas tienin fechas i símbolus que no casan muchu con el propósitu dela ilesia.
:·1609·:

Escúu
 Se destacan dos cosas en esta cara: el escuínu con motivu vegetal, aspecii de sellu, que apareci en unu delos sillaris i la escrición quasi que esborrá del tou que está al mediu. Apeninas puei leel-si la primel linia i algunas letras salteás que quearun de conseña en cara de debaxu.
[EST]ACAPILLA SEGO[...]




·:1606:·
 Los granus con fechas del sigru XVII i los puntinus o cruzis se repitin en tola cara esta.
:·1606:·
Pocus son los edificius i elementus dela vieja Miajás que poemus vel ogañu. Se perdierun callis, praçuelas i edificius antiguus. Unas pocas de casas conservan la toça i las ombreras de granu o el arcu ena puerta falsa o mesmu la forja delas ventanas. Sin embargu, la ilesia sigui mostrandu la su piera comu si huera una fortaleza, rezia i imponenti con sus caras canteás alos puntus cardinalis, una mijina de soslai, ena metá dela liaera de callis.
Sedría interessanti estudial toa esta simbología enas ilesias estremeñas porque no faltan referencias paganas, que, tomás comu adornus, s'encuentran entallás, pintas o esgrafiás enas parelis dahuera, aparti delos sillaris gastaus d'otrus edificius, hoyinus en poyetis i atriu, relozis de sol, marcas de canteru, etc. En el Cúyu mos acercaremus a algunas d'estas custionis polas ilesias vesitás, que poamus entendel más el sincretismu religiosu en tierras estremeñas por mé delas sus señas.