domingo, febrero 07, 2016

Borba, la capital del marmu

Hazemus una pará, entre san Jorgi i san Jorgi i aballamus pal Alenteju, pal siempri vezinu Alenteju. Entre enzinaris, parralis i con barrancas i aciratis con almendrus en frol, entramus en Borba. Allí es tierra de vinu i marmu, dambas dos cosas de caliá i abondantis. Ayel la música de samba sonava pola megafonía i chilriava con el ambienti brancu i rosau delos marmus delas sus callis i los viejinus que s'echavan las onzi enas tavernas i humavan an pie delas cafetarias. Velaquí la corónica con el retratu.





















Esti Alenteju tan cercanu a Estremaúra, ondi las deferencias las pusun dendi ahuera en una raya que no desaparta la naturaleza delas gentis, más bien dendi las governanças centralistas mos desapartarun, siempri susprendi pol tratu delas sus gentis i el colol delas sus callis. El estau tan buenu del patrimoniu i el apopu i miramientu con tó mos hazi quital-mus el sombreru i llegal alos nuestrus puebrus tan desvirtuaus con un ánimu contrariau.

No hay comentarios: