domingo, diciembre 14, 2008

Escritura prepusión "de"

Ena revisión desti añu la Ortografia, en viendu la cantiá pobremas que prevoca nel escrebieru la prepusición "de", m'á paiciu opoltunu simprifical el su usiu namás colas holmas "de" i "d'", es izil, imus a prescindil la varianti "e". Bemus dehuyiu de la fonética sintática en favol duna escritura mas crara.


 106. Esta es la más problemática de las preposiciones en extremeño en lo que respecta a su plasmación en el texto escrito, ya que en la lengua hablada unas veces sufre aféresis de su consonante, otras elide la e, otras forma crasis y otras directamente se omite. Para determinar su escritura o no, ténganse en cuenta los siguientes principios sintácticos orientativos.
Se escribe de o d’ ante vocal:
a) Al encabezar un complemento circunstancial: Vieni de la piscina «Viene de la piscina»; Un engressu de várius días «Un ingreso de varios días»; Una carrera de muchu sacrifíciu «Una carrera de mucho sacrificio».
b) Al introducir un complemento de régimen dependiente del verbo: Izi de montal una impresa «Está hablando de montar una empresa».
c) Al introducir un complemento adyacente partitivo (una mihina d’áugua «un poco agua», un cachinu de turrón «un trocito de turrón»), de precio (chicli da duru «chicles de a duro») o cuando le precede un monosílabo (la muchacha, la de la Sílvia, afinal s’á sacau el calné «La muchacha, la hija de Silvia, al final se ha sacado el carné»).
d) Cuando significa desde. V. gr.: Trebaha de pola mañana hata pola nochi «Trabaja desde por la mañana hasta por la noche».
e) Al introducir oraciones subordinadas de infinitivo. V. gr. Estamus hartus de vivil con tantu ruiu «Estamos hartos de vivir con tanto ruido»; De nu estal mu acobardau, quiziá vaigamus al cini «De no estar muy cansado, quizás vayamos al cine».
f) Formando locuciones. V. gr.: de continu «continuamente», del tó «del todo», de plontu «de pronto».
No se escribe, en cambio, en los complementos adyacentes de:
a) Posesión. V. gr.: la casa la Laura «la casa de Laura», la via las holmigas «la vida de las hormigas». Se excepciona si el complemento adyacente comienza por vocal y no lleva artículo, en ese caso se permite el uso de la preposición: Una calli d’Atena «una calle de Atenas».
b) Materia. V. gr.: el vasu cristal «el vaso de cristal», el muru ladrillu «el muro de ladrillo».
c) Contenido. V. gr.: la harra cervécia «la jarra de cerveza», un pratau lentehas «un plato lleno de lentejas».
d) Expresiones interjectivas del tipo el carahu el niñu «el carajo de niño» o qué ascu via! «¡qué asco de vida!».

 107. Hay que tener en cuenta que la presencia de la preposición puede deberse a una pausa en el discurso, algo que también se ha de ver en la escritura. V. gr.: Seña la malotia el climi, de la tossi la serva «Señal de la enfermedad del clima, de la tos de la selva».


 108. Asimismo es preciso tener cuidado con la aparición o no del artículo en el sintagma, ya que su presencia a menudo supone la ausencia de la preposición. Esto ocurre sobre todo en los regímenes de locuciones adverbiales como en enantis la meyudia «antes del mediodía», pero enantis de llegal la meyudia «antes de llegar el mediodía» o enantis de que llegara la meyudia «antes de que llegara el mediodía».

Vos recuerdu qu'el prencipal pobrema nel escrebieru es d'orihin sintáticu, nu fonéticu. Dessisti una crara destinción entri izil "música Grécia" i izil "música de Grécia". Nel primel chascu mos alcuentramus anti un casu de henitivu, es izil, el sintama "música Grécia" es lo mesmu qu'izil "música griega". Nel segundu chascu el bichu es ablativu, es izil, lugal de proceéncia, assinque "música de Grécia" equival a izil "música que vien de Grécia" u "música qu'es de Grécia". El primel sintama respondi a la pregunta qué música? -la música Grécia = la música griega; el segundu bicha a la pregunta la música dóndi? -la música de Grécia = la música dondi Grécia. Arreparai nestas custionis quandu escrebais.

lunes, diciembre 01, 2008

El usiu la S

El testu qu'acontina es un cachinu sacau la Ortografia revisá del presenti añu.

42. La letra s representa dos sonidos según su posición. En posición explosiva representa el fonema fricativo alveolar sordo /s/ en palabras como selvíciu «servicio» o alfeissán «alubia». En posición intervocálica representa el fonema fricativo alveolar sonoro /z/ en palabras como casa «casa», guisal «guisar» o los otrus «los otros» . En cambio, cerrando sílaba, representa en la mayor parte de los casos la aspiración débil de mesmu «mismo», rescucialsi «atildarse» o tós «todos».


 43. A comienzo de sílaba no supone mayor problema , pero, sin embargo, cerrándola ocasiona numerosos conflictos, ya que su etimología es muy dispar, procediendo de letras tales como la s, z, c, x, etc., normales en esta posición en otras lenguas y dialectos romances.
 A pesar de la problemática que existe con esta letra a final de sílaba, símbolo de la aspiración débil, existen algunos principios según los cuales es posible regular su uso. 

44. Se escribe con s simple:
a) Comenzando sílaba, en posición inicial absoluta y en interior de palabra procedente de -s- o -ns- intervocálicas latinas o de -x- vocalizada: sangri «sangre», sueru «suero», casa «casa» (lat. casam), mesa «mesa» (lat. mensam), mesis «meses» (lat. menses), máisimu «máximo» (lat. maximum).
b) Cerrando sílaba, delante de cualquier consonante. V. gr.: esborral «borrar», ascapi «a escape», escelebral «descalabrar», eschangau «estropeado», asfissial «asfixiar», esgalichau «desgalichado», assoslai «de soslayo», esmiahal «desmigar», desnatau «desnatado», ispiertal «despertar», pelitasqui «pergeño», israelín «israelí», astratu «regaliz», disyuntivu «disyuntivo».
c) A final de palabra formando el plural regular. V. gr.: coloraus «rojos», crús «crudos», nochis «noches», los icionárius «los diccionarios», los sus ordenaoris «sus ordenadores».
d) Palabras de singular acabado en aspiración cuyo plural sea -sis o -zis . V. gr.: dios-diosis «dios-dioses», martés-martesis «maleante-maleantes», pas-pazis «paz-paces», nues-nuezis «nuez-nueces».
e) Otras palabras acabadas en aspiración. V. gr.: menus «menos», empinarrabus «alzacola», aluspués «después». Los adverbios como siempri «siempre», quanti «cuanto», quiziá «quizás», mientra «mientras» o altonci «entonces» permiten la adición de una s final —siempris, quantis, quiziás, mientras, altoncis—.

45. Se escribe con s doble:
a) En interior de palabra, en posición intervocálica procedente de -ss-, -rs-, -ls- o -x-: passión «pasión» (lat. passionem), convessación «conversación» (lat. conuersationem), insussu «insulso», dessihil «exigir» (lat. exigĕre). 

b) En los sufijos de femenino -issa y -essa: condissa «condesa», profetissa «profetisa», poetissa «poeta», prencipessa «princesa».


c) En palabras derivadas y compuestas recientemente cuyo prefijo o primer elemento termine por vocal: pressinalsi < pre- + sinu «persignarse», asseñalal < a + señalal «señalar», ressartal < re- + sartal «resaltar», rompissacu «rompesacos».
 
 46. A pesar de no pronunciarse en ciertas ocasiones la -s a final de palabra, ora por el contexto en el que se halle (delante de las letras f, h o c~ç, ensordeciendo a las consonantes b, g o d o en posición final absoluta), ora por el hablante, quien según las zonas tiende a eliminar la aspiración a favor de un desdoblamiento vocálico, en la escritura ha de escribirse siempre. V. gr.: Los mis higuinus «mis higos», las pebas las granás «las pipas de las granadas».


47. No se escribe s:
a) Sustituyendo el primer miembro de los grupos cultos -bt-, -bv-, -ct- (-cc-), -gn-, -pt- (-pc-) ya que estos grupos en unas ocasiones simplifican en -t-, -v-, -t- (-c-), -n- y -t- (-c-) respectivamente o diptongan en u o en i . La pronunciación castellanizada que tiende a aspirar el primer elemento de estos grupos origina problemas en su escritura. V. gr.: otenel «obtener» y no *ostenel, suvención «subvención» y no *susvención, óviu «obvio» y no *ósviu, atol/aición «actor»/«acción» y no *astol ni *asción, inoranti «ignorante» y no *isnoranti, otal/oción «optar»/«opción» y no *ostal ni *osción, caraiti y no *carasti, ni *carati, dialeutu y no *dialestu. Sólo se permite su uso ena escritura de rasgos dialectales.


b) A final de palabra, por lo general, cuando ésta es llana o esdrújula. V. gr.: brindi «brindis», sintassi «sintaxis», Peri «Pérez», Aristóteli «Aristóteles», hénesi «génesis». El plural se forma regularmente añadiendo s: las sintassis, los Peris, las hénesis.