martes, febrero 28, 2012

IX edición de Valdelacalzada en flor

Dendi esti fin-de-semana passau ata'l 18 de marçu, el puebru de Val-dela-Calçá se embrueca en recebil ala primavera, esti añu con más coloríu que nunca. Prencipia la IX edición de Valdelacalzada en flor.




Poeis vél el pograma d'activiais achuchandu aquí


Vení, porque estas cosas namás passan una ves al añu!


Más enteracionis en http://valdelacalzada.wordpress.com/

domingo, febrero 26, 2012

Ríu-Lobus


Quandu se vesita un puebru del que no se vía teníu noticias, unu s’almira delas cosas que vei i oyi en passeandu polas su callis i caminus. Peru quandu se vesita el puebru por motivu segundariu por dil a vél a angún amigu, la vesita s’enduça i se disfruta más. Essu aconteció ayel, dispués de assestil a una juntança a Pescueça, aballé al desapartau puebru de Ríu-Lobus a vesital a una mu buena amiga i compañera de briegas i sufricionis acaémicas. Antañu me enseñó Torrojoncillu, ayel Ríu-Lobus.
Ríu-Lobus enos jardinis de salienti

En llegandu al puebru pol Torrojoncillu, los quinzi quilometrus paecin largus, polas retortuñas i trocoleu del asfaltu. Passandu al lau dela pedanía de Val-d’Encín, pretenecienti a Torrojoncillu, se llega a Olguera puebru importanti antañu. Una carretera nueva se desvía dela travessía, de má que bordeandu al puebru se llega derechu dispués a Ríu-Lobus.



Viendu las tierras aquellas prantás de secaerus de ladrillu, ogañu aburrías i secas, con pocu ganau suena la retrataúra de otrus tantus puebrus de reguedíu que, a continación dunus buenus añus de cosechas i pagas que sirvierun pa remoçal el caseríu i engaripolal las callis prencipalis, ora están silenciosus.


Puenti romanu

Dispués duna merienda costituyenti en buena compaña, vesitemus las cosinas de Ríu-Lobus. Esti lugal, con nombri de pobrau de penícula del oesti, está en llanu, hundíu entre sierrus, con el ríu Alagón fruyendu cerca, siendu el arroyu del Boquerón-del-Riveru que mueri en él el que baña el su términu, de má que, de lobus, pocus.

El puebru ogañu paeci que está encarau pa Prasencia, enanchandu-si pa la parti de ponienti. El destraci las propias callis, ala contra, van ponienti a salienti, siendu mu pocas las callis que van de sul a norti. La Praça Mayol está pa ponienti, pa la parti el lexíu. 

Charrúa
El passu pa ella estava antañu en una puenti que dizin romana, por cima del regachu que mentemus arriba, peru la hechura modesta con piçarra i la horma atestiga sel más rezienti. Populalmenti lo llaman el puenti de laval las tripasCerquina se puein vel los antiguus pozus cona charrúa montá ena borda, algu que en otrus puebrus dela comarca apeninas quea. Estas charrúas ya venían mentás en el libru El  habla de Coria y sus cercanías que hizu Cummins, lo mesmu que la zancaburra, dela que no ei síu escapás de vél denguna polos campus de Coria ogañu. La charrúa es un sistema más contemporanu de nora. 



Letreru dela Zabancha Baja,
lo que en otrus puebrus es "cagancha"
La parti dela Praça Mayol es la más vieja, viendu-si casonas junta casinas de labraoris i callejinas más retuertas.  L’arquitectura populal es la de los puebrus dela comarca, con casas de con andal i ventanas con poyaltas. Las ventanas pequeñas de tabra i la puerta de maera con batipuerta án síu muás por ventanas d'ogañu i puertas de chapa.





Casa con poyaltas

Chiminea con fecha de 1902
Lo primeru que llama l’atención son las chimineas, comparantis a las de Los Inojalis en hechura i lindeza. Mu pocas casas en Ríu-Lobus conduchan el su espetu original, estandu mu remoceás.


Alfa i Omega
Ahorrandu dela praça, s’ahila ala praça la ilesia de Santa Catalina por una calli que se enancha pa poel vél bien la costrución. Cuyamenti esta calli, ogañu llamá dela Iglesia, conselva el letreru bastanti encalau del su anteriol nombri, Queipo de Llano, unu delos golpistas causantis dela Guerra Civil.

La ilesia, del sigru XVI, es de portá simpli. Se destaca pola torri’l campanariu, rezia enque repuesta, apunta ca unu los sus laus alos puntus cardinalis. En una delas puertas entovía rezan colgás i presas con caenas A i Ω.

Santa Catalina de Alexandría
Calli los Carros, pala parti'l cini
Al norti las casas, más nuevas se destiendin ata topal el regachu del Boquerón. 


La parti de salienti, más nueva, tien las escuelas, el pabellón i velallí un parqui grandi con parti botánica— i una laguna con patus.  
La Laguna
Ogañu se compreta el conjuntu verdi con una alamea d'ucalitus i una acampá -fallu grandi el ponel ucalitus al reol la laguna, çaleandu el'agua i el lombinu que se destiendi por detrás-.La sequía d'esti añu has que lo que pa estas fechas tenía de sel un veregel da espetu de secarral en muchas delas partis.

Parqui vieju

Pa no queal-mi por vél ná, estuvu a bien mi guía lleval-mi al sitiu andi está la ermita consagrá a Ntra. Señora de la Argamasa. Me contó mi amiga que era por sel aquellas tierras greas i arzillosas. No sé qué puea tenel que vél con el nombri Argemi de pa essas tierras corianas.

Ermita de Nuestra Señora de la Argamasa

Por juntu, Ríu-Lobus es un puebru modernu, con una travessía ancha, edificius i escolturas modernistas que, pal que passa sin queal-si es lo que aprecia: el cimenteriu con un pingurutu ena portá, una avenía guapa enllena de palmeras i jardinis, viviendas i edificius modernistas. Es mestel paral i dal un passeínu polas sus callis, vél la fachá las casas antiguas, angún que otru escúu i oyel el estremeñu de viejus i nuevus, porque quien se crían en essas mesmas callis conservan la lengua.



Escoltura alos donantis de sangri



Estó mu agraecíu a Sima i a Juanju pola su espitalidá i amabilidá. A Sima más que ná por suportal tantas preguntas sobre huentis, caminus i callis i la mirá delos sus vezinus que estavan ala golienda de quién era essi que echava tantus retratus alas sus casas. Muchas gracias por essa tardi riulobeña!

viernes, febrero 03, 2012

El sufixu -bli

Cona lavol lessicográfica i envestigaora se hallan cosas bastantis que, de no atijá-las con otras ya conocías, no s'arrepara. Pa essu el contrasti con otras lenguas, el analís etimológicu i el contestu sintáticu i semánticu ayúan a vél ciertus hechus que estavan enfochaus o incultus alas vezis. Otras muchas, están presenterus peru namás que con un razonamientu metalingüísticu se vein, pos son tan corrientis que ni se destacan ena palraera. 

Comu hazía tiempu que no ponía ná paquí de lingüística, vo a dal unus endilgus mu ligerus dun hechu que estó a estudial: los valoris del sufixu -bli (en otrus laus -bri) en estremeñu.

Esti sufixu morfológicamenti no da castigu, pos agarrandu una vocal de juntança (-a-, -i-) horma ajetivus deverbalis. Essu no era nuevu, pos el sistema en latín era el mesmu. En esta lengua, el sufixu era -abilis o -ibilis (sigún la conjugación el verbu) i tenía un sentíu de possibilidá: amabilis, visibilis, sensibilis, plausibilis. Sin dil fundamenti al su enfuncionamientu en latín, namás asseñalu que, morfológicamenti, uvu de sel sufixu derivatibli bastanti antiguu, pos no hizu destinción de géniru.

En estremeñu, muchus ajetivus con esti sufixu son derivaus del antiguu astul-leonés, otrus son empréstamis del latín i otrus son criacionis dela idioma. No está mu encrarecíu quális son rezientis i quális ereaus, enque, sea comu sea, el mecanismu i los sentíus están en el asturianu d'ogañu, más que ná ena horma alargá -atible. Vengu a referil-mi al sentíu no tantu de possibilidá, sino de capacidá que tien essi sufixu en estremeñu. Tengu arrecogía una serii de ajetivus que, velaquí, llevan los sufixus -abli i -ibli con un craru sentíu de "que tien la capacidá de" no con el sentíu de "que puei". 

Angunus exemprus arrecogíus con sentíu activu:
  • curabli. Que tien la capacidá pa cural: Melecina curabli
  • aburribli. Que tien la capacidá de aburril:  Pressona aburribli.
  • cansibli. Que tien la capacidá de cansal: Pressona cansibli.
  • dañibli. Que tien la capacidá de dañal: Pranta dañibli.
  • hartibli. Que tien la capacidá de hartal: Palramenta hartibli.
  • compresibli. Que tien la capacidá de comprendel: Pairis compresiblis. Lo contrariu, incompresibli, tamién está decumentá.
  • combatibli. Que tien la capacidá de combatil o retruqueal: Ijus combatiblis.
  • razonabli. Que tien la capacidá de razonal. Maestru razonabli.

Con sentíu passivu namás ei arrecogíu de momentu espantibli "que tien la capacidá de espantal-si": Animal espantibli.

La derivación alverbial tamién se da con estus ajetivus, comu demuestran vozis comu arrepetiblimenti o espantiblimenti.

Morfológicamenti, es curiosu que verbus dela primel conjugación, quandu tien el correspondienti ajetivu en -bli con el sentíu de capacidá, lo haga, añidiendu -i- i no -a- sigún s'á vístu.

La espricación que do a esti desvíu morfológicu i semánticu es que'l sufixu arrecogi el sentíu del -ivus del latín, tan destendíu en castellanu i otras lenguas romancis segunderas. Esti sufixu, con valol de qualidá o relación, no essisti comu ena derivación ajetival en estremeñu i ni tapocu n'asturianu, ondi es cultu, de má que es capás que en angún puntu la estoria lingüística l'astul-leonés, dambus sufixus, -abilis/-ibilis i -ivus, se mesturaran. Estu da contiesta al hechu de por qué se gasta una -i- comu vocal d'unión andi se esperava una -a-: cansal -> *cansable, frenti al cansibli = *cansivu. Amás, el sentíu de -ivus en lenguas comu en portugués o castellanu (-ivo) casa con el que tien pa musotrus -ibli: combatibli = combativo, curabli = curativo.

Con tó i con essu, el sufixu -bli en estremeñu convivi con otrus dos que son mu produziblis, que son -osu i -ón i que, enque tienin destintu gastu semánticu, en ciertus contestus son equivalentis.

En supiendu cómu se gasta esta crassi de sufixu i cómu se deriva, es mestel no queá-lu, comu se diría en estremeñu, pa simienti rábanu. Comu no se halla lessicalizau, es dizil, que se gasta pa derival de manera corrienti i libri, muchus cultismus que importamus por mé del castellanu i que los hazemus en -ivu por no sabel cómu son essas parabras en estremeñu, tien l'oción de adatal-si. Estu quiel dizil que l'estremeñu, comu lengua viva, tien muchus mecanismus pa espressal-si: conociendu quális son i cómu se gastan, mos ahorraremus importacionis o jeringoncias lingüísticas que no son mestel. No tratemus al estremeñu comu una lengua muerta.