jueves, noviembre 01, 2012

La Chaquetía

Oi es el día delos Santus o Tossantus. Recordamus con estrañeza alos que murierun, familiaris o amigus: dimus al cementeriu a limpial los marmus, a acolocal froris en jardineras o calambucus conas que onral la memoria de quien ya no están con nusotrus. Esta fiesta tan engurrienta i tristi alos ojus dela genti d'agora no lo era palos antiguus quien comprendían que la muerti está tan presenti comu la vida en qualquiera delos autus cotidianus. Los antiguus entendían muchu mejol el ciclu la vida, entrepetavan la ruea'l tiempu sin aginu peru con prudencia i vían los atillus que aprimían las oras, los días i las estacionis. 
Castañas i licoris pal carvoti (fuenti: Alkonetera)

Muchus piensan que en llegandu estus días, ondi las oras de lus son menus, las tardis apenas tienin tres o quatru oras i las nochis s'alargan más que'l fríu que entra polas rehendillas las ventanas, lo que celebramus es alos muertus. No en baldi mudan la ora a últimus d'outubri, por qué? Porque en estus días lo que los puebrus antiguus celebran es la entrá del nuevu añu. La cosecha ya acabó con fiestas sonás i ferias guapas que acuerdan que, en acabandu las faenas del campu, lo que queda es esperal a una nueva fecha de lus. Demientras, el iviernu, sin que se lo coma el lobu, s'acerca con el mantu brancu i la manu agelá. 

Pal cabu el veranu, los zagalis, que entiendin la vida mejol que los mayoris, sacan en prosseción la calavera'l conqui. En Azauchal, El Montiju o Quintana los muchachinus en barruntandu el ressenciu delas nochis que se destiran, vazían melonis i sandías, maúrus i ducis, ya passonis. Pintan caras en ellus o las rajan paque en pusiendu una vela drentu coja un espetu fantasmal. Los hatus brancus i las cadenas delos prossecionarius recuerdan alas pantarujas o pantarullas, quien passeandu con una tabra pa assujetal en cima la calavera'l conqui, metin mieu alos que osin ensomal-si pala calli.No sabin por qué lo hazin ni pa qué: namás que en sofocandu-si las últimas flamas del veranu entre cantiquiñas i ciringoncias án de passeal una calavera.
Produtus del tiempu (Palabras de Feria)

Los castañerus ya ván cayendu su frutu sin remediu al suelu, lo mesmu que los belloterus. Enzinas i alcornoquis, cientus d'ellas, milentas, apreparan, tamién sin sabé-lu, la montanera. Los bembrillerus i açucecius o achufaifus i nogalis están a ofrecel su frutu d'otoñu. Quantis que vá siendu la ultimación d'outubri, los zagalis, siempri los zagalis, s'apreparan pa hazel gavilla conos frutus d'esta fecha en una fiesta que los estremeñus conocemus comu la Chaquetía. Ellus celebran el cambiu d'añu con fiestas que los mayoris le amus quitau ogañu. En llegandu el día 30 o 31 los muchachus s'afanan en acebil la nueva fecha con el bandul llenu dela naturaleza del tiempu. Pa ellu, ena víspira los Santus, los monazillus i una regolfa d'amigus divan en casa en casa pidiendu con un saquinu los frutus del tiempu. Unus echavan castañas, otrus bellotas, otrus bembrillus i nuezis, quien tuviera en el uertu, açucecias i granás. Si estava la suerti de cael angún higu passu, tenei por ciertu que eran los propius zagalis los que arregravan el casamientu, es dezil, el higu rachau con un cachinu de nues endrentu: comida de diosis, comida de probis.
Casamientus o casorius (Blogcocina.es)

Cona recoja hecha, el recríu s'ajuntava a ponel en común los ganus. Los monazillus s'aperdijavan delo suyu i subían ala torri la igresia a tocal las campanas i comel los carvochis. En un calambuquinu echavan unas castañas i las assavan en una lumbri mesmu, allí arriba: era el día delas Castañas, que tol mundu lo supiera. Los demás muchachus se divan ala hesa o al ríu i hazían sus propias lumbris pa assal las castañas: los carvochis o carvotis, enque son añusgonis, entran bien junta la calol dela lumbri i la buena compaña delos amigus. Pa otrus laus llaman a estu mesmu el magostu. La recoja i la jira al campu la más delas vezis la llamamus Chaquetía o Chiquitía: quizá que la vos más vieja de dambas a dos sea la de "Chiquitía", por sel los chiquinus los que divan a peíl siempri las castañas polas casas. Otrus dizin que es porque los muchachinus cantan:

Tía, tía,
da-mi la chaquetía,
que si no, no eris mi tía.

Ena idea de que chaquetía o chiquitía vien a dizil "echa aquí, tía", "echi aquí, tía". Cancionis de paraklausíthyron que en muchus puebrus i colturas sirvin pa anuncial polas casas la llegá del cambiu de fecha, del buen tiempu o del mal tiempu. Las casas conos dobraus i las dispensas llenas con melonis de cuelga, castañas, nuezis, higus passus, calambucus con azetunas guisás, quantis que son impuestas en estas custionis, compartin la su riqueza alimenticia conos más nuevinus del puebru. Los que no consiguin lo que se proponin, saltan alos campus i precuran per se las castañas i las bellotas, porque lo mejol no es comel, sino la compaña delos amigus alreol dela lumbri, que calienta a vivus i a muertus. Demientras, enas casas, las mugeris avían ducis pala fecha pa comé-lus con el café. En el campu o enos fogaris delas casas, los ombris apreparan los calderus con migas de pan assentau. Ata ai pocu las matas de pimientus davan guindas, de má que puein echá-las frescas por ves de secas.

Los carvotis (fuenti: La pera pirata)


Peru estas costumbris célticas, que se pierdin ena memoria delos tiempus, que nadi sabi ogañu qué es lo que eran i pa qué se hazían son esperencias en boca de muchus que ya son mayoris i perdierun la cuenta d'ellas. Los mocinus del whatsapp i dela generación delos vampirus de Twilight ni sabin qué son los carvochis, ni las pantarujas, ni la lumbri que da calol alos espíritus. Pocu les importa d'estu. Sin embargu, dominan el ingrés perfetamenti i sabin óndi están los comercius ena capital pa vestil-si de máscara i mercal-si algún hatu arrepianti i espantosu i dil en puerta en puerta ala vos de trick or treat o truco o trato, sigún sean de pijus. Los más moçus, apañan los hatus negrus, los maquillagis, s'encreman i pintarruquean pa dil-si a qualquiera fiesta temática de discoteca o, si no lluevi, lleval la fiesta temática al polígonu.

Trick or treat bags (El Mundo)

Hollywood i las impresas de acolturación estau-unidensi bien precuran que la genti toa, de qualquiera nación, conoçan las sus costumbris comercialis. Por contra, los quarenteñus estremeñus que ai dos días celebravan la Chaquetía pocu le importa de vestil alos sus muchachus de máscara pa peíl polas puertas. El ritu celta, la avenencia ala naturaleza i alos muertus, los ducis tradicionalis, las campanas delos monazillus de ná valin ni ná sinifican afrentau ala maquinaria capitalista de Halloween. Pa hazel un carvochi no ai que compral ná: el castañeru está en el campu, el calambucu vieju en el graneru i la lumbri... ai muchas taramas de cortal los arvus estas semanas atrás! Pa dil de pantaruja te val qualquiera sábana branca i pa una calavera, siempri ai algún melón. Peru pa celebral Halloween es precisu apreparal perras pa un tragi que meta mieu, tres o quatru botinus de boticas i polvus, un puñau d'eurus pa una emboçá de caramelus i huroneu variu de produción química i una calabaça de prásticu pa poné-la ala puerta. Lo únicu que trai de compartil el Halloween es la bebida que se paga en común pal botellón. Viva el sigru XXI!

Zombie (National Geographic)

Damus suerti que entovía ai escuelas que aprendin alos zagalis qué es la Chaquetía. Damus suerti que son muchus los estremeñus que, en supiendu que esta costumbri nuestra delos carvochis i las calaveras de melón d'iviernu, se desacreditan delas tradicionis forasteras que mos incucan pola teli. Damus suerti que rendimus cultu alos muertus sin hazel propaganda d'ellu ni sacal un vidiu musical. Me confíu de que los estremeñus estemus los suficientimenti assentaus i acordis comu pa recuperal las nuestra tradicionis que son más socialis i, está polo craru, son de baldi, antigual de cael ena tragilla yanqui.

Chaquetía en Çafra (Hoy)


No hay comentarios: