domingo, septiembre 27, 2009

Mala concéncia lingüística

El prencipal pobrema que se mos afrenta a los que precuramus arrecuperal la horma de hablal tradicional es la mala concéncia lingüística. Muchas son las causas dessa mala concéncia —socialis, lingüísticas, políticas—, enque a la que agora me vó a referil es a la lingüística.

Lo mas material que tien una luenga son las parabras: s’ascuchan, se ven, se sientin, se cantan, s’endonan, s’escrivin. Luengas emparientás comu lo son el gallegu, el asturianu, el estremeñu, el portugués, el castellanu, el catalán, el valencianu, el aragonés aquí endrentu tienin, comu en tolas famílias una que enhunciona de matrona que pol su caraiti s’empón pol cima las demás. Ena Península pol custionis estóricas, políticas i de prestígiu lleva muchus sigrus huendu el castellanu, enque tiempu á qu’el portugués hazi tamién de cabeça família i la luenga catalana á passau de sel doci ija a sel mairi dessigenti. Mala almenistración de la casa hazi que lo que tien que sel caminu pa siguil se haga atollaeru i aquellas luengas que devin dal muestras cariciosas a los sus parientis se güelvin bigotuas, barajolas i mesmu heyondas i inimigas. Assín parabras que s’aparecin enas luengas peninsularis comu puebru, enas mentis los falantis se conviertin en pueblo. La idea de pueblo va hondeandu conas própias, las autótonas, resultandu que quien prenúncia puiblu, pueblu u puebru piensa en pueblo, creyendu sel la norma la parabra castellana. Desti jeitu, la huerça las parabras romancis aquí acaban pol tenel comu referenti la castellana i no la de su própia luenga. Los motivus polos que estu aconteci, pol tós se conoci: la luenga castellana es una matrona pocu toleranti conos familiaris, quien hollainus aspiran no a hazel la su própia via, sino sel espurechas a ella. Pero no me malentepreteis, la luenga no tien curpa, sino quien la usan con otrus enteressis.

Pi qué passa con aquellas parabras que namás dessistin en ciertus parientis? Parabras comu abangal (astle. abangar), alampal (astle. allampar), buharda (astle. bufarda), arvilla (port. ervilha) las crein localismus, emportacionis, arcaismus u desatinus comparantis. El motivu: no dessisti el referenti en castellanu u si dessisti está encultu u con otra horma.

Es mestel escambial que la parabra ideal seya la castellana pola própia de ca luenga, que un estremeñu quandu diga haci tenga ena cabeça HACI, que quandu bichi un cántabru mujotrus tenga ena cabeça MUJOTRUS, que quandu un asturianu diga ferida tenga en cabeça FERIDA. Pa los muestrus agüelus estu estava polo craru, lu, qué aconteci con mosotrus, cona genti nueva, conos que estuyamus mas luengas i conocemus mas mundu? Semus de menti abierta? No, no lo creu: no creu que quien palri dos u tres idiomas sin conocel u desaculándusi del suyu seya de menti abierta, pos niega lo que es pa afilmalsi eno que no es.

Tracamundal la horma de pensal de quien avemus la responsabiliá social de conocel i que conoçan la muestra cultura es el passu mas compricau que tenemus que hazel paque la cultura oral no se escachi i se pierda. Ná ai de mejol en otra luenga que ena própia, ná piol. Son luengas. De la mesma horma que mos enteressamus pol destinguil compatible en ingrés i en castellanu, tamién se destingui compatibri en estremeñu, compatible en asturianu i compatível en portugués. Las luengas toas están sobri la mesma mesa, son comia de la mesma caliá, pos toas están hechas conos mesmus agredientis. Que te las presentin en una cuenca corcha u en un pratu oru ni le quita ni le pon gustu ni golol.

No hay comentarios: